Hechizados por azar

Superluna: Así es la "luna de nieve": el fenómeno astronómico que se verá  en todo el país

Quizá la luna sea un experimento de bioluminiscencias que alguien desde otro rincón del universo proyecta para compartir con nosotros los resultados de sus investigaciones. Yo veo a un esforzado científico enfrascado en ajustar cada noche el artefacto que consigue hacer llegar hasta nosotros su entusiasmo. Pero como hasta el momento no ha sido capaz de entablar contacto, ni de descubrir un lenguaje que nos sirva de puente ha creado para nosotros esta suerte de representaciones con forma redondeada para que encontremos en ella analogías pareidólicas y nos sintamos irremediablemente conectados a ella, seducidos por su luz, sugestionados por sus efectos y tengamos una necesidad irrefrenable de mirarla, incluso olvidando el dedo que la señala. Y estamos dispuestos a perder incluso la vida por lo que no es más que una ilusión óptica de un chistoso poeta remoto.

Continuar leyendo “Hechizados por azar”

Spidertag nos enseña a escribir en línea recta

Santiago de Chile / Chile / 2019 (Fuente: Spidertag website. https://spidertag.wordpress.com/mural/interactive-neon-mural-in-chile-3/)

A través de sus obras caminamos en dirección hacia una claridad que nos aleja de las sombras, de la caverna y por ello como avanzaba Emilio Lledó en la lectura del mito platónico al mismo tiempo nos distanciamos de la comunidad. Quedamos así perdidos en la luz para el resto. Nuestra toma de conciencia, la proximidad o ese encaminarnos al conocimiento supone una ruptura que, incluso, aunque no queramos que sea definitiva, quiebra los vínculos con los que hasta hace un instante eran nuestros iguales en la ignorancia.

Continuar leyendo “Spidertag nos enseña a escribir en línea recta”

Señalamos fechas

Alt text
Autora: Ana Marcos (http://www.anamarcos.3dinteractivo.com). * Premio de Creación Contemporánea MCIP “Versionadas”

“Señalamos fechas, marcamos días señalados, intentamos borrarlos del anuario, del recuerdo cuando es necesario, de ese calendario que son las calles, donde las pisadas, las protestas configuran un diario personal de nuestras trayectorias. La ritualización de ese eliminar lo que no nos interesa corre a cargo de una mujer porque somos nosotras las más acostumbradas a ceñirnos a los días y las horas, a las esperas infinitas que regulan nuestra existencia: la pubertad, la regla, el embarazo, la violación, el primer encuentro sexual desafortunado, el aborto, la menopausia… Continuar leyendo “Señalamos fechas”

Intuir a Simone de Beauvoir, ¿esta vez sí?

“SimoneDeBeauvoir abandera una lucha ya madura desde el punto de vista estético y conceptual que ninguno de sus homólogos se ve capaz de armar argumentalmente. Aquella tarea requería la tenacidad de un castor…” https://colecciones.elpais.com/literatura/121-mujeres-en-la-historia.html?search_query=mujeres&results=1


Ada del Moral me lo propuso (¡gracias editora!) y el resultado es un nuevo columen de “Mujeres en la historia” en la colección de El País que se cierra con una imprescindible y controvertida Simone de Beauvoir, ¿y a quién podía corresponderle tal labor de intentar contarla desde otra óptica? Pues si queréis ver cómo me he fajado en la tarea y si he salido con bien del empeño, os invito a que me busquéis esta vez en los quioscos y seáis mordaces y críticos como siempre con la lectura…, o no, que esta vez tengo a un ejército de seguidoras de la pensadora que ya se encargarán de eso por vosotros.

 

La experiencia hierofántica en el ascenso

OLYMPUS DIGITAL CAMERA“Las montañas – como los mares, los ríos, los bosques o los desiertos-
constituyen nuestros terrenos de juego”.

(“La montaña es mi reino” Gaston Rébuffat)

Quizá para ambientarnos les aconsejamos que se sienten en la butaca y escuchen este “Time is the Enemy” antes de proceder a la lectura…

El punto de partida del proyecto “Anboto. Imágenes del mundo flotante” de Imanol Marrodán (Bilbao, 1964) podría parecer fruto de la coincidencia; en absoluto, sólo la constante observación de dos accidentes naturales entre dos picos montañosos podría llevar a un creador a la reflexión de la interacción del hombre y la naturaleza en un proceso mutuo de transformación y determinación. “Reciprocidad y paradoja de una dependencia de causa y efecto en una relación intrínseca e imprescindible”, en palabras del artista. Continuar leyendo “La experiencia hierofántica en el ascenso”

Amarrando el desastre a la belleza

Érase una mujer atada a una red, érase una vez una becaria Fulbright rechazada por siete escuelas de arte por falta de méritos, érase Janet Echelman. Son 400 años desde su creación y Madrid quería vestir su Plaza Mayor por todo lo alto; nada mejor entonces que recurrir a una obra rupturista de una artista experta en tejer redes aéreas para cubrir un espacio que simboliza una de las imágenes más reconocibles de la capital.  Continuar leyendo “Amarrando el desastre a la belleza”

Dentro de la tierra

DENTRO DE LA TIERRA de Paco Bezerra en el Teatro Valle-Inclán

El paisaje al que nos lleva Paco Bezerra es un espacio irreal, tan capaz de trasladarnos a un escenario de ciencia-ficción como de hacernos descender a las simas del trabajo precario. Los invernaderos almerienses con ese entorno de plástico y sudor, de olor a fruta y al calor sofocante de los que no tienen opción a otra cosa que no sea el trabajo de sol a sol, son esta vez el dónde. El escritor sabe de lo que habla, no sólo porque es su tierra, sino porque la obra que ahora lleva a los escenarios, ganadora del Premio de Teatro Para Autores Noveles ‘Calderón de la Barca’ en 2007 es el fruto de tres años de dedicación que ahora llegan a las tablas del Teatro Valle-Inclán. Continuar leyendo “Dentro de la tierra”

Flores de un momento

Ko un

Hay que leer a Ko Un para intuir que la lluvia anuncia visitas o por lo menos incita a estar atentos. En los versos del poeta coreano los árboles son testigos de nuestros comentarios, previsiblemente maledicentes y los animales resisten, mientras el ser humano “se da por vencido”. El escritor octogenario se despide y duerme emocionado por la intensidad del universo que nos obcecamos en parcelar, dejando de observarlo en conjunto o mirando hacia otro lado cuando el dolor se interpone. No es su caso: “Fui siguiendo las huellas de una bestia en la nieve. / Luego, al tornar, vi mi propio rastro”.

El poeta nos invita constantemente en sus versos a trascender, a renacer y a percibir la naturalidad del amor en la rutina o la finitud de una vida (“no somos sino huéspedes del mundo”). Pinturas con toques de budismo sintoísta para resumir la dualidad de lo existente en mariposas que aletean o arañas, esperando devorar a sus presas. En sus palabras perviven la dedicación, la irracional preocupación por la nación y no por los paisajes que la componen, la cercanía a las peores habilidades animales y nuestra torpeza en esa desconfianza de dañarnos. Pequeñas porciones de un orientalismo sin alambiques dibujando una imagen completa del aburrimiento, la soledad y otras estampas en las que ver cómo “el niño sigue emergiendo dentro del hombre viejo”. Recomendaciones para senderistas de la vida: ¡Ábranse a la experiencia de dejarse seducir por el sendero que marca una rama de pino y conozcan al amigo en el enemigo y borren las despedidas de su vocabulario como los sioux para comenzar de nuevo! Y hay que leerlo antes de la concesión del Nobel.

Flores de un momento

Ko Un

Linteo. Ourense, 2017

88 páginas 

14,15 € 

Molly House

Entremos a una casa tan desquiciada como la de “Carrie” donde la madre crucifica mariposas y que no cuenta con más de 27 libros: es verdad, no es un hogar, sino un depósito. Mientras la madre se pierde, el hijo reniega de sus blasfemias, de sus excesos con tal de recuperar a la figura materna. Conclusión: la única manera está en la propia oración, donde ella residía, en tanto que el hijo regresará al sexo sin compromisos para olvidar, en este caso fugazmente. No es un poemario grato de transitar, no sólo por el recuerdo del padre con esa mirada repugnante para el hijo, seductora para sus víctimas. Ni porque el amor se afronte como “un interruptor, una vela, una llama… / con la que de vez en cuando tú ahuyentas / tu propia oscuridad / de la que yo surjo y en la que me consumo”. Continuar leyendo “Molly House”

Poesía completa

pizarnik Se equivocaba, el tiempo no estranguló su estrella, más al contrario la pléyade de amigos que la arroparon eclipsaron entonces su escritura. “Para qué tanta vida?” aunque le quedaran “tantos libros” no sabemos si por leer o escribir. Continuar leyendo “Poesía completa”

“El amor que no siempre construye”

Imagen relacionadaSeguimos siendo gallinas frente a gavilanes, seguimos siendo mujeres por empoderar y sujetos asediados por un capitalismo que no deja de hacer nido, sacando beneficio de nuestros deseos. Seguimos destruyendo el patrimonio cultural, porque la cultura nunca interesa promoverla entre la ciudadanía, porque luego se vuelven levantiscos y hay que desperdiciar unos cuantos raíles para sofocar la insurgencia. ¡Bueno, tú ya me entiendes! Debo decirte, no se me olvide, que la Peña de los Parra ya no existe. Conservar el legado de unos pobres que llegaron a conocidos por cantar y denunciar en nombre de los que no le importan a nadie no es rentable. Y en estos tiempos la monetización de los contenidos es lo que marca la pauta. Sí, no te extrañes, las canciones ya no son canciones son letras pegadizas y las mujeres que aparecen en las listas de ventas están allí fundamentalmente por la ligereza de su indumentaria y no por su compromiso con la lucha. Aún hay quien continúa esgrimiendo argumentos como la vestimenta de una chica o su comportamiento desahogado para justificar una violación, incluso grupal.  ¡Te sorprendería ver lo mucho que hemos retrocedido en estos años! Tanto es así que en México hay un lugar marcado con sangre, Ciudad Juárez, por la cantidad de víctimas de feminicidios, aunque la globalización también en eso nos va haciendo cada vez más iguales. ¡Si vuelves tendrás que replantearte un cambio de repertorio, desde luego, porque la reivindicación feminista no encaja! Continuar leyendo ““El amor que no siempre construye””

Palo seco

 

sabina.jpg

El héroe nacional de la canción moderna según Benjamín Prado tiene su pedestal en este volumen que recopila las letras de poemas que el andaluz musicó por más que como dice el prologuista tengan entidad propia. Comenzamos con los versos del exiliado en la ciudad, que nos muestra a ese novato sumergido en un mundo denso de tentaciones negras. Continuar leyendo “Palo seco”

La balada de la cárcel de Reading

wilde

¡Imagínese a Wilde con la cabeza rapada, fregando el suelo y golpeando su escudilla a coro con los compañeros de celda! El escritor formó parte de la “brigada del diablo” y ocupó su tumba sombría por una sangre “que no habíamos derramado”, ese amor malentendido hacia lord Douglas al que insta a buscar asilo en Grecia o Italia para continuar con sus graciosos poemas mientras él vive la experiencia carcelaria. Allí relata la desesperación de su soledad frente a los guardianes y canta al preso a la deriva, ansioso de beberse “el aire de la mañana”, al que compara con el árbol talado antes de dar fruto. Wilde entiende la tragedia malsana de matar por “amor”, si bien asume la necesaria condena social al uxoricida que en breve bailará de la cuerda. Mal remedio la muerte pues, “todo salvo la lujuria, se torna polvo / en esta trituradora de humanidad”. Continuar leyendo “La balada de la cárcel de Reading”

¿Que la poesía no habla de la vida? Adam Zagajewski

Avisos de poeta contra los perjuicios de la vida nómada

Resultado de imagen de ADAM ZAGAJEWSKI¡Hermanos, asimétricos todos! Usted que se debate como el resto entre el bien y el mal, entre el pasado y el futuro, en permanente contradicción está de enhorabuena. Yo me acabo de hacer de Adam Zagajewski. No porque tenga versos que remuevan las emociones en los calderos del sentimiento que siempre tenemos tan olvidados y sucios en las despensas, sino porque el poeta polaco acaba de darme permiso para no sentirme mal por no llevar una vida saludable. En su discurso al recibir el Premio Princesa de Asturias ironizaba con las recomendaciones médicas que nos hacen pensar que “Un momento de reflexión es peligroso para la salud, hay que correr, hay que escapar de uno mismo”. Y claro, un lector y en grado sumo un escritor, es alguien al que no le importa echarse una carrerita, pero por dentro, retarse de la mano de otro, el autor de un libro que le conduce por terrenos inhóspitos o por lugares cómodos de los que merecería la pena escapar. Continuar leyendo “¿Que la poesía no habla de la vida? Adam Zagajewski”

“Yo creo que últimamente se abusa de la palabra perdón”

Sin arrepentimiento (más quisiera yo), señoras y señores, Homer Simpson

(Voz de Marge): “Un modo de expresión inapropiado es un medio seguro de quedar atascado en una confusión”, afirma Ludwig Wittgenstein en sus “Investigaciones filosóficas”.

Continuar leyendo ““Yo creo que últimamente se abusa de la palabra perdón””

“No percibimos nada hasta que nos lastima. El dolor es la realidad”

Llorona

ascoz

La realidad, inminencia de una ficción en la que reposar o perderse, de sucesivos planos de identidad están en las distintas citas de P. Larkin, J. Barón Biza o E. Dickinson que enmarcan poemas boscosos, desordenados en su sentir de identidad y retorno a sí misma. Continuar leyendo “Llorona”

¡Saca! ¿SACO? (Historias del Oeste)

Es verdad, la burbuja que plantea este audiodrama como dice Federico Volpini, director de la cosa, es la misma para todos y sin embargo, cada uno genera la suya. La mía empezó siendo del Oeste, o debió haberlo sido siguiendo a los “Desacoplados” de Jordi Claramonte Arrufat, en ese inesperado estudio sobre el héroe como desarraigado que busca integración en la comunidad a la que llega. Un salvador por todos reconocido al que, una vez pasada la emergencia, nadie necesita ni acoge. Quizá ése fue el hilo del que me enganché viendo a Volpini y sus pistoleros en escena. Porque aunque la historia era la de un clásico duelo en las tierras de la conquista, estaba muy cercano en el tiempo el desencuentro político de esta República catalana de la gaseosa, nacida del entusiasmo burbujeante que con el tiempo pierde y termina por no convencer por mucho que le añadas hielo.

La historia de Volpini contaba eso precisamente, en una clave que para muchos será difícil de apreciar y/o entender, que conecta con Gila, con el Cabaret Voltaire, con Jardiel Poncela…, aunque seguramente él no esté de acuerdo. Un diálogo de duelistas vaqueros de gatillo fácil que han venido a lo suyo, a matar, se entiende, y que no están dispuestos a dar su brazo a torcer, por mucho que ese al que llaman “Rubio” sea “Negro” o que tras la balacera vayan a acabar todos magullados o muertos. Siempre están claro los beneficiados de esta sordera a dos partes, las viudas de los contrincantes que sacan partido a la osadía de los que entregan la vida a una causa que los trasciende y por la que merece la pena saltarse las leyes. El sustituto del pistolero que dejará de deberle el alquiler del arma al propietario, el sherif o la autoridad que, con una muerte repartida a partes iguales se evitará las gratificaciones y los homenajes.

La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario e interior

Lo que sí recompensa es el acompañamiento musical de “La Bande” durante toda la velada, porque auditivamente somos todos vaqueros, porque nos criamos en las praderas de las 15:30 de la tarde que era cuando no se ponía el sol a este lado del Río Grande, Uno y Libre a pesar de la polifónica pantanada que teníamos montada. Y basta que a uno de nosotros, criados como decía a los pechos del silbido clásico de una de Sergio Leone, se nos planten los acordes de un “iaeo” y otros compases del estilo “Hi yo silver, away” para que se os ericen los vellos de la infancia. Particularmente la trompeta llorosa y el trombón de varas, todo hay que decirlo, le harán rebozarse y hozar en la sensación de ese destino solitario que tan bien nos vendieron los americanos a los españoles de una autarquía felizmente aborrecida. Aunque para indeseada la desaparición de lo que entonces era el radioteatro o serial con su cuadro de actores y hoy se denomina audiodrama como si la experiencia de un guión tan sardónicamente hilado no pudiera desatar alguna carcajada. Son sólo voces o eso nos dicen, pero al escuchar vivir los textos, regresamos al mundo distópico de los contenidos en los medios de comunicación. No encontrarán un dispendio de recursos y filfa, únicamente una historia que exigirá toda su atención y le dejará pensando en ella cuando se enciendan las luces. De allí saldrán aprendidos de cómo Garfio se zafa una vez más de los dientes del cocodrilo y de lo indisgestas que resultan algunas heroínas de la literatura infantil pasadas por agua.

Audiodrama colectivo creemos que lo integran: Alvaro Gil, Federico Volpini Soso, Guillermo Verdín Alonso, Inocencio Martín Ballesteros,
Isabel Ruiz Lara, Lorena Rodríguez, Lucia Zeta, Luis García Guardiola, Luis Grandio, Mon Vega, Pablo Manzano, Pedro Armas, Sara Blanco Mon, Tomás López Tárrago
, entre otros, pero no descartamos que alguna de las voces no haya salido con los pies por delante y tengamos que borrarla de la lista del enterrador, aquel hombre enjuto que tomaba medidas a los contendientes antes de la pelea para ir preparando la caja de pino.

Desde CentroCentro

Mausoleos oficiales en la red

Resultado de imagen de mausoleos espantosos

Entiendo por qué no se publican buenos materiales sobre las actividades culturales en España. Mientras escribo la afirmación me doy cuenta de que no, no hay motivo para no poder elaborar contenidos de calidad sobre los espacios escénicos, por ejemplo, sobre las iniciativas de promoción que desarrollan organismos oficiales. Continuar leyendo “Mausoleos oficiales en la red”

“Pablo Iglesias, toda una rock-star en México”

37894342074_aac87bdedd_z
FotoFIL © Natalia Fregoso

 

La previsible rebelión de los Indignados contra La Movida en la FIL de Guadalajara

Se quiere “llevar la efervescencia” actual -en palabras de Luis Cueto, coordinador de Alcaldía de Madrid- a la 31 edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), ahora que, dicen, estamos en el momento de la recuperación. Si el Madrid de la Movida trasladó a la creación artística su sexo sin miedos y su reacción a la crisis de los ochenta, la contestación a los recortes de los últimos años se ha visto más en las calles y menos en los garitos. Continuar leyendo ““Pablo Iglesias, toda una rock-star en México””

Regiones devastadas

carnero La mayor devastación podemos rastrearla en esa región invisible de la inconsistencia donde el busto truncado del poema duda de sí “en la inmortalidad de tu vitrina”. El paso del tiempo está omnipresente en el yo del territorio poético por el que nos lleva el poeta valenciano en este poemario. Y en esos senderos están el afán de perdurar de Cneo Cornelio Galo a través de su escritura, los cuerpos jóvenes en los que los reyes de Israel, Moisés y David, buscaron la redención a la caducidad de los años y el clásico envilecimiento de la fama que hace desear estar exento “de la farsa de estar vivo” a Severino Boecio, todos ellos reivindicables alter ego del autor. Continuar leyendo “Regiones devastadas”

Y la palabra se hizo poesía

andersson El poema es el espacio de reunión de las palabras en medio de una intensa luz a causa de la lucha que las enfrenta. Al menos, así lo ve el escritor finlandés, predictor de la soledad por su profesión de psiquiatra en una sociedad del vértigo anónimo que origina la falta de identidad. Por eso a su juicio “el encuentro es lo importante”, para gestar esa “ilusión de comunidad” necesaria, en la que, sin embargo, a tenor de sus versos no cree demasiado. El autor escandinavo entiende que la escritura poética es mentira y “soslaya las realidades”, despreciando el olor a carne quemada que desprende la historia del ser humano. Porque sus versos no saben zafarse de una siniestra anticipación sin hueco para la esperanza, puesto que “los hombres tienen ojos muertos en la cultura”. Tal es el retrato de un experto en la mente enferma sobre un universo inarmónico, carente de felicidad, solidaridad y atenazado por el capitalismo que “trabaja con eficacia / en el mundo en nuestra sociedad en nuestro corazón”. El escritor inquiere una y otra vez por la seducción de la libertad de limitar la del otro, como sus sumergidos sueños de volar, porque “basta con un puñado de profesionales bien entrenados para crear /el caos y que pueda empezar la guerra”. No hay deserción pues en la desesperanza en estos versos desconfiados que dibujan la amarga desmemoria histórica, puesto que no hay palabras para lo sucedido y “del resto no valdría la pena hablar”. Por eso solamente el escritor puede “impedir que el mundo se quede dormido” mientras se hace desaparecer a los que, sin estarlo, ya son ausentes. Continuar leyendo “Y la palabra se hizo poesía”

Contrarrestar la barbarie en verso

Al Mutanabbi Street, Baghdad, was bombed in 2005 and 2007 but is thriving once more. Courtesy Maad Adil
Calle Al Mutanabbi, Bagdad, bombardeada en 2005 y 2007. Cortesía de Maad Adil

Hablamos de la explosión de la poesía en España, pero nos olvidamos de la efervescencia que viven otros países. Lugares donde la poesía expresa emociones más intensas, porque la vida o la muerte son algo más que una figura retórica.   Continuar leyendo “Contrarrestar la barbarie en verso”

Qwerty

qwerty La elección de máquinas y fuente restringen el escenario para ese duelo al sol que es el poema y en caso de salvar a uno de los contendientes la poeta vasca prefiere que sea el poema quien quede vivo. Agradecemos el esfuerzo, sobre todo, viniendo de una fiel creyente en la escritura libertaria que expresada en términos legales queda relegada al género de ficción. Las fronteras de su universo estético se consignan en las dimensiones del folio y sus autocensuras, antes de las primeras 20 páginas. Continuar leyendo “Qwerty”

Un amar diferente. Poemas a la virreina

cruz “La voz / al nombrarla, no prosigue, / embargada del amor”. ¿Qué otra declaración necesitan los que dudan de la pasión de sor Juana Inés? Continuar leyendo “Un amar diferente. Poemas a la virreina”

Las costuras del drama catalán o el orgullo de Coriolano

https://i1.wp.com/www.festivaldemerida.es/fotos/fotos_prensa/1209/files/1209_fichero_1.jpg“Política y ardid son los que habrán de hacer

lo que deseáis; y así debéis tener en claro

que lo que no podéis lograr como quisierais

debéis llevarlo a cabo del modo en que podáis”. (Tito Andrónico)

 

Dentro de algunos años o décadas, cuando seamos dos Españas, no de izquierdas y derechas, sino una España y sus fragmentos habrá quien analice todo esto con ojos ajenos como de tesis doctoral. Y con esa mirada podrá deslindar la dramaturgia del conflicto catalán loando y denostando las grandes dotes interpretativas de unos y otros. Continuar leyendo “Las costuras del drama catalán o el orgullo de Coriolano”

Poesía

saenz El poeta boliviano abre las puertas de la noche por la senda aterradora del alcohol y lejos de mostrarnos la «joie de vivre » baudeleriana nos enseña el espanto de esta torcida vía del conocimiento, («seremos el olvido y la soledad / porque ya hemos sido  olvido y soledad cuando nada sabíamos […] yo te anuncio que sabemos y seremos ») cuyo ambiente ideal es la noche, « propicia para perderse y desaparecer ». Continuar leyendo “Poesía”

Hambriento

El futuro se percibe en términos curiosos, pues para Nach son hogueras que arden, “futuros paraísos de lo que aún no he conseguido”. Para ello el artista del hip-hop cuenta con las expectativas de tirar por la borda lo superfluo y ser el guía de su destino en el barco que él mismo maneja desde la honestidad. Continuar leyendo “Hambriento”

La luz de la dinamo

dinamo Da miedo pisar la escena, no sea que con el crujir los venados desaparezcan. Así son los momentos en este poemario, efímeros, y guiados por la palabra felicidad y dibujados por la autora para sus lectores con besos que son intuiciones y serán pasado. Continuar leyendo “La luz de la dinamo”

Sobre la grama

grma Vadim creó a la Bardot y la nicaragüense en este poemario tropical bendice su sexo. La plenitud de la mujer que corre “untada de grama y flores machacadas” se exhibe frente al lector deseante de un retorno a lo natural, al estado salvaje en que cada hembra se toca toda, reconociéndose en el alejamiento de lo cotidiano, “construyéndome con mis deseos y mis necesidades”. Continuar leyendo “Sobre la grama”

Roberto Alcázar, supongo

masa.jpg Simpáticas amapolas, árboles que nos aborrecen, monedas que nos proporcionan inversiones en alegría. El universo del poeta niño indaga el alma entre las vísceras de las ratas que decapita, arropado por el espanto de dos primos chillones. Versos psiquiátricos, de un practicante de lo humano, eterno aprendiz por su condición de amante o amador de lo cotidiano, aunque sólo hay dejado un rastro de tulipanes como salvapantallas para exorcizar monstruos y palabras.

Sus particulares fuentes del Nilo son las del adolescente refugiado contra la edad adulta que el escritor alimenta con folios, mientras que las bajas pasiones de don Teodoro se nutren solas, salvo el cargo de conciencia que compensa con una paga estipulada en sugus.

Este Juntacadáveres de Aluche, Alberto Masa ha renegado de la tribu de los literatos, en bien de la lectura y de ese dios que no responde, porque se le ha agotado la batería. Él sin embargo quiere “comunicar a la humanidad” desde la buena información que propicia su paranoia, con la que los pájaros le hablan a la hora del desayuno, mientras él hace llorar a un Principito en paro y dedicado a desvirgar profesoras de inglés, pensando que a quien desfloraba era otra.

Alicia González

Roberto Alcázar, supongo

Alberto Masa

Eolas ediciones. León, 2014

74 páginas

12 €

Poemarx

Resultado de imagen de poemarx Dictadura del proletariado licuándose en un Madrid de trincheras donde sólo trabaja el circuncidado. Legiones de diosas niñas de la pasarela, condecoradas por tiranos isleños, que bien querrían camelar al ideólogo degenerado y un Harpo perdidos en la sala X, bastión de los valores estéticos en la sociedad capitalista que congela a Disney on the rocks, mientras sigan sin desratizar su sueño. Continuar leyendo “Poemarx”

Hilo de oro

CubiertaHilo-de-Oro Introspección de las sombras que contemplan las heridas solitarias vueltas oficio de designar esculpiendo palabras en el laberinto de la noche, reino de lo verdadero. Espejo de reconocimiento de presencias desaparecidas que cierran puertas en su marcha y encuentro de la voz necesaria en las primeras lecturas de Teócrito para congelar minutos prodigiosos en su inmediatez.

Cantos místicos de comunión con el mundo que se entrecruzan al mirar despacio desde la aceptación del ser, incluso en su plena oscuridad o para enredarse en las ramas de una infancia que resuena a través del silencio del alma como paraíso intacto. En él, la insistencia del jilguero, el primer encuentro con la mujer amada en los tiempos de urgencias o los pasos por la arena que aún apisona con sus ansias el niño que aprendía en las estampas bíblicas. Vitalismo melancólico que enreda unas cosas y otras, todos los seres entre sí mediante esa “cofradía de la luz”, porque, aunque no pueda recordar, reposiciona las circunstancias moviendo a gratitud al poeta, viciado de elucubraciones que enturbian la mañana. Hacia el tiempo la mirada es otra, la de la autoreflexión, la apariencia transformada por su efecto y el sosiego favorecido por una memoria armada de recuerdos para beber lejos la vida desde la hermosura del regreso.

Alicia González

Hilo de oro

Eloy Sánchez Rosillo

Cátedra. Madrid, 2014

432 páginas

12,30 €

Muerte y amapolas en Alexandra Avenue

avenue

Muerte y amapolas en Alexandra Avenue

Eduardo Moga

Vaso roto. Madrid, 2017

136 páginas 

19 € 

Nos enfrentamos a la “negación del estar” aeroportuaria, en lo que podríamos denominar el síndrome del emigrante, ante la “turbulencia y la indocilidad humanas”. Aunque sea éste un viajero del primer mundo, tras ese vuelo de ataduras y restricciones, el ahogo cotidiano persiste en el exilio. Continuar leyendo “Muerte y amapolas en Alexandra Avenue”

La poesía en voz alta

bonnefoy“El proyecto más importante de una sociedad”. Por esa reivindicación de la poesía ya valdría la pena leer al ensayista francés, pero hay más: un desvelamiento del misterio de la existencia, a partir del “trabajo sobre las palabras” desde la representación inconsciente, para gestionar la transgresión conceptual que implica, aunque suponga el malditismo. Continuar leyendo “La poesía en voz alta”

El sol del más allá y El reflujo de los sentidos

ub. la cruz del sur Bajo el astro rey de la dictadura y sus delirios Ana Blandiana observa la condena del santoral de Ceaușescu, en realidad, su victimario, compuesto por “seres / que rara vez comparten / la desolada desesperación”. Y desde esa vivencia de oposición atomizada la autora rumana se siente “siempre en curso”, insatisfecha con un destino que no le corresponde y no cumple sus expectativas, lastrada como está por “navíos de telarañas”. La inviabilidad del presente le hace llorar para resistir y echar en cara el ojo cerrado que oculta un “paraíso inexplorado”. Y a partir de ese “ansia terrible / de mí misma” ejerce su lucha, aunque ya no sea anónima y haya olvidado cómo volar. Lo que sí distingue es la “poesía empobrecida /…/ bajo la maldición de la historia”, no la que ella construye en “Este poema” cambiante como el lector, pues el tiempo es su medida.

La escritora desarrolla sus contradicciones inquiriendo a ese moscóforo que “hace nacer un pueblo de sombras” para que auxilie a los que contemplan la belleza de los templos en ruinas en alusión a sus compatriotas huérfanos, diciéndoles “nosotros somos nuestra propia historia” ante el temible vacío que abre la muerte del poder absoluto tantos años sufrido. Y repudia a quienes festejan el derrocamiento a partes iguales con los que pronuncian discursos fúnebres, por ni siquiera entienden la intensidad de una felicidad imposible de transmitir. Como si esos “corceles de la locura” que vio cabalgar durante décadas en el encierro de un cuarto hubieran dejado en herencia una sensación que “añoro y me espanta / todo lo que he sido y seré / sin mi consentimiento”.

Alicia González

El sol del más allá y El reflujo de los sentidos

Ana Blandiana

Pre-textos. Valencia, 2016

278 páginas

20,90 €

Letizia

 

letiziaHabiendo un gato con afanes diabólicos de por medio un editor como éste tenía que atreverse a invitarnos a unirnos a este cortejo fúnebre. Un evento lleno de sorpresas, desde el desdoblamiento de la muerta bajo la lluvia en una visión cadavérica mejorada a la que aún se puede abrazar en un atroz espejismo. Continuar leyendo “Letizia”

Las flores cierran en invierno

volpini La ceguera repartida para todos los combatientes aqueos es lo que viene a la mente de Ulises, no del héroe. Con su poética breve de sugerencia al oído -no en vano nos lo acarició muchos años en la radio- el autor nos planta ante el espejo del naufragio que son los años y nos advierte de los peligros de la glorificación de los hombres míticos, de la avidez de los comensales en el festín de la batalla. Continuar leyendo “Las flores cierran en invierno”

Cuentos mitológicos y otros relatos

prado-mas Dolor, necesidad no se mitigan con “información y preparación”, pero ¡qué bonito se puede decir que uno se ha quedado huérfano! Elena Prado-Mas cuida la sonoridad de cada frase y nos hace oler la humedad en la ropa mojada de Eurídice. Continuar leyendo “Cuentos mitológicos y otros relatos”

Borrados

bartov.jpg Reencontrarse en Rutenia (¡Lean “El ermitaño de la calle 69!”), con Joseph Roth, con la zlachta (nobleza polaca), Chagall y con términos como Galitzianer, para designar aquel que nos resulta paleto, avaro, dudoso… Bartov recoge los efectos aniquiladores de la simplificación histórica que significaron los pogromos que diezmaron la población judía de ciudades como Lviv y alimentaron el socialismo y el sionismo. Continuar leyendo “Borrados”

Cuadernos de lengua y literatura. Volumen IX

cuadernos Vamos a conocerlo en primicia gracias a la Biblioteca de Gulliver de Ediciones Liliputienses, aunque no hayan llegado a nuestras manos las ocho entregas anteriores. A través de estos ejercicios de lectoescritura podemos hacernos una idea del espíritu guasón del argentino que comparte con los lectores sus exégesis de poemas con cuerpo de jingle. Continuar leyendo “Cuadernos de lengua y literatura. Volumen IX”

Los tambores del tiempo

Compasión bélica y poética, advertencia contra “la hambruna del pensamiento y del sentimiento”. El estallido de la guerra se interpreta aquí en clave de desgarro del progreso por parte de quienes tienen en los escribas el arma idónea, “voceros de la lealtad”, mientras “los que aman con el más grande amor / entregan su vida, sin odio”. Continuar leyendo “Los tambores del tiempo”

Con Vietnam

gatell.jpg Un trabajo de arqueología poética éste que afronta Visor recuperando lo que fue una protesta censurada en el 68 por quienes tanto miedo tenían al amigo americano. El empeño que hoy se vuelve fértil fue el de una poeta de mal asiento para el régimen a la que su compromiso la relegó a ese segundo plano de los que sirven, pero molestan. Continuar leyendo “Con Vietnam”

Guardianas de las palabras

Elizabeth Bishop con su gato «Tobías» en 1954Elizabeth Bishop y Alejandra Pizarnik, las becarias Guggenheim

Perfeccionistas, asmáticas, traductoras, adictas, lesbianas o al menos de sexualidad polivalente, becarias, aprohijadas de una u otra forma por hombres (Robert Lowell, Cortázar, Barjalía…), ambas pudieron haber acabado en las aulas de la Facultad de Medicina, raras… Muchas similitudes, vidas marcadas por la tragedia. No obstante, como usted y como yo pusieron sus esperanzas en que su vida cambiaría en caso de recibir una beca Guggenheim, pero para ambas las ayudas llegaron demasiado tarde, cuando la consagración de sus carreras poéticas era un hecho o cuando la desazón interior ya no tenía remedio académico. Continuar leyendo “Guardianas de las palabras”

Conquistador

conquistadorEl polvo y el hambre de fortuna enlosan el camino de las huestes de Hernán Cortés. Bernal Díaz del Castillo es el viejo relator sin remordimientos por aquel sometimiento a sangre y fuego de las poblaciones de esa Nueva España. Continuar leyendo “Conquistador”

Un comunista llamado Juan Ramón Jiménez

jrj“Hoy más que nuca […] estoy convencido de que el pueblo es la mejor parte, la semilla pura y la verdadera esperanza de España”. (Juan Ramón Jiménez)

No se engañe, Juan Ramón Jiménez no es ese hombre lánguido que lloraba por la muerte de un burrito como de algodón que nos contaron. “Dicen que era menguado su vivir -cuenta Gastón Baquero en su “Geografía literaria”-  porque no aceptaba ni podía resistir la convivencia con el mundo trivial”. Conmovedor, ¿no? Puede ser que la infancia del poeta de Moguer estuviera marcada por la enfermedad, pero lo que es cierto es que tras su melancólico aspecto estaba el hombre que hacía temblar los cimientos de esa torre de marfil en la que algunos lo recluyeron por no asistir “a los corros del café”. Una misantropía que Pepín Bello, el amigo de los famosos de la época definía así: “Era algo aparte. Un bicho raro. Un ser totalmente inclasificable. … Es curioso que un hombre tan arisco escribiese un libro tan entrañable como Platero y yo“. Continuar leyendo “Un comunista llamado Juan Ramón Jiménez”

“Escribo para un pabellón de insumisos”

bio1

Entrevista a Juan Carlos Mestre
En 1999 Mestre se despedía de la juventud desde Roma y profanaba con sus versos “La tumba de Keats”, un libro que hoy se lee casi en clave profética. Reclinado sobre la mesa mientras dibuja poseído una acuarela intentamos entender cómo el lenguaje de la creación crea la realidad a partir de la desobediencia...  Continuar leyendo ““Escribo para un pabellón de insumisos””

Barro desnudo

mujica Barro por lo de generador, barro porque si se seca se cuartea y esa sed es la aspiración de conocimiento. Como materia frágil el poema perece sin línea del horizonte, aunque en “la hora de la melancolía /…/ sentimos más propio: lo que todavía de nosotros / no dimos a luz / en la vida”. Continuar leyendo “Barro desnudo”

El caso Maiakovski

vernetti Si atendiéramos a la “definición” que remata visualmente el libro Maiakovski sería el polifacético intelectual ruso que engancha a la poesía como esa “mujerzuela caprichosa”. Continuar leyendo “El caso Maiakovski”

Una fe provisional

guichard.jpg El “gozo dominante” del poema nace del espejo quebrado con que el poeta ve al mundo en sus dos caminos, el ascensional y el que pone pie en tierra. Continuar leyendo “Una fe provisional”

Vilanos por el aire

vilanos Lo imaginamos -a sugerencia suya- sentado frente a los retazos de la biografía de Cirlot como un niño creando un mosaico, con todas las teselas esparcidas y en cambio, despojado del lastre de esa exhaustividad cuando cambia al gremio novelesco. Continuar leyendo “Vilanos por el aire”

Cien poemas de amor

fried Poemas de urgencia de amar, iteraciones y retruécanos como los “homenajes” al libro de David Cooper que reflejan las traiciones a una libertad que para el vienés es inaplazable, indivisible e incompatible con el poder. Un texto que debieran colocar en el frontis de las escuelas. Continuar leyendo “Cien poemas de amor”

Sin habitación propia

Sin-habitación-propia_Carmen-Moreno Tan plácido como los campos de ponys de Anne Sexton y tan sádicos como muchos de los amantes de las dieciséis mujeres para las que Carmen Moreno desarrolla estos esbozos de biografías últimas, apenas instantáneas del momento final. Continuar leyendo “Sin habitación propia”

No en mis días

 

gimferrer “Vivir en el Leteo es revivir” y Gimferrer desde esa edad “sin ficciones ya” en que no reconocemos nuestro rostro nos instruye sobre la construcción de la propia imagen que codifica el tiempo, prescindiendo de “los fuegos de artificio” juveniles. Continuar leyendo “No en mis días”

Cavado (hasta el silencio)

 

cavado Dos décadas de escritos del colombiano, pensador de la liturgia del polvo y de la danza siniestra del pájaro (pluralidad de un yo zoológico) que sobrevuela a los que esperan la liberación en las selvas. Gracias a García Quintero sabemos que “el río la escucha [a la piedra] si el viento le conversa”. Continuar leyendo “Cavado (hasta el silencio)”

“La vida en Puerto Rico se cuenta en español”

 

puerto-rico
Autor foto: Mario Alegre-Barrios

¿Estamos dejando huérfana a la isla por segunda vez? El español de la isla más allá del CILE

 Puerto Rico está más jayá en español que en inglés. Al menos así lo diría Macha Colón, una sosías de la Ogra que todo lo logra boricua de pelo afro y look animal print que triunfa en la escena indie del país caribeño. Y sin embargo, parece que la delegación española en el Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) picheara sobre la hispanidad de la isla alegre juanramoniana. Dos intervenciones, la del Rey Felipe VI expresando su satisfacción por viajar de nuevo a los Estados Unidos de América y la de Víctor García de la Concha señalando que era la primera vez que el CILE se celebraba fuera del ámbito de la comunidad iberoamericana de naciones. Continuar leyendo ““La vida en Puerto Rico se cuenta en español””

Confuso laberinto

 

laberinto.jpg El doppelgänger resalta nuestra imperfección, todos los matices y desvíos que nos hacen nosotros en este dédalo de espejos, pues “somos lo que queremos y escondemos la práctica del tiempo”. Continuar leyendo “Confuso laberinto”

Otras maneras de usar la boca

 

kaur.jpg Afecto que es hambre aprendida, “de cuando / su padre devoraba a su madre”. Versos de mujer-ofrenda para quienes encuentran la plenitud en la fragmentación del otro. Y ese otro es la mujer vista como “parada técnica para los hombres”, pero nunca permanencia, nunca entrega sentida o la niña manoseada, necesitada de terapia contra el abuso. Continuar leyendo “Otras maneras de usar la boca”

Princesa Leia

princesa-leia Herimos la Tierra con nuestra huella de violencia y a pesar de ello la construcción humana más reconocible desde el espacio es la esperanza. Es lo que constata Begoña M. Rueda en su “Apolo XI”. Sus versos son siempre breves acrósticos del binomio permanente del ser humano que pliega las alas de papel de un avión con el que ejercitar la libertad que le falta. Imaginación frente a restricción, el miedo a lo desconocido contra la capacidad de disfrutar el instante que sucede siempre al pánico de la superstición. Continuar leyendo “Princesa Leia”

Ordalía

ordaliaEl uruguayo demuestra su inocencia en el juicio poético siguiendo el ejemplo bíblico, tal y como lo hiciera “Lot y sus caricias de beodo / sobre las hijas / desnudas de adjetivos”. Porque para adornos vacíos ya están la publicidad y el marketing que nos arrastran a la comunión consumista. Continuar leyendo “Ordalía”

Huracana

huracana Huracana, porque la loca de San Cristóbal de Las Casas golpea con sus versos esa sociedad inequitativa donde el torturado es anónimo y en cambio, la inocencia lleva todavía candiles para alumbrarse. Continuar leyendo “Huracana”

El libro blanco de Mateo

 

marcela Marcela ha escuchado “el instante justo en que cesa una vivencia y al unísono da paso a su propia resonancia” y sabe que ese momento es el de buscar nombre al desconsuelo tras el viaje que la ha transformado como persona. Continuar leyendo “El libro blanco de Mateo”

En busca del Gulf Motel

blancoRicardo que ya no lo es tuvo su particular boarding home en Miami en ese motel de vacaciones que conserva los instantes congelados de un hombre “en busca de todo / lo que debería ser… pero ya no es”, el paraíso entre manglares. Continuar leyendo “En busca del Gulf Motel”

La revuelta de las vulvas

miniali-s_jamie-mccartney
Autor de la obra: Jamie McCartney

Las antologías de mujeres, ¿el nuevo must?

Ya no esperan a nadie. Antaño quemaron los sujetadores, insistieron en el lenguaje inclusivo, acudían a los recitales de ellos con respeto, eso sí, sin obtener la misma cortesía de sus pares y ahora escandalizan las redes hablando sin pudor de la menstruación como la olímpica Yuanhui. Pero se han hartado de ver que los números repiten cruelmente la misma estadística siempre: son segundonas en la historia literaria y sus voces, simple acompañamiento para los grandes, los hombres. Continuar leyendo “La revuelta de las vulvas”

La doncella sin manos

 

camargo La doncella aguarda sin manos al captor oscuro en mitad del bosque encendido. Poemas con la frescura vegetal en la que el lector puede hincar el diente a esa “granada brevísima y madura” o sentir el siniestro plumaje de la tristeza anidando en el pecho y creciendo con “la belleza en la nieve” hasta contemplar la sombra en la que se ha transformado su rostro. Continuar leyendo “La doncella sin manos”