Celtiberia show

Éste puede ser un buen momento para recuperar uno de los clásicos del comentario celtíbero, Luis Carandell, recientemente fallecido. Con el tono sardónico que le caracterizaba el periodista barcelonés rescata los más que anuncios, chascarrillos, de la españología de posguerra en su “Celtiberia Show”, libro de cabecera de los amantes de la sonrisa inteligente. El volumen es una recopilación de los barbarismos y perlas lingüísticas y gráficas, como la prohibición de “blasfemar y hablar de política”, la cachaza de los bomberos de la época que confirmaban las alertas de incendio en bicicleta. Una España con pañoleta, de obispos que bendecían ascensores y hombres obligados a ejercer de macho dominante que le hará recordar con una sonrisa la España del “Triunfo”, tan parecida a la corte de los milagros valleinclanesca.

Celtiberia show. Luis Carandell (Maeva Ediciones). 254 págs. 

Anuncios