Canto nuevo

canto novo

Exultante sentimiento de dominio bajo el signo solar. Llamamiento a la espiritualidad en una evolución “temporal”. Reminiscencias griegas. Imaginería natural: agua que se hace “verde alga”, despertares frescos y la dedicatoria al Sol (quizá cante a Faetón). Preciosismo escénico que desprecia toda reclusión mental frente a la infinitud. Es un amor puro (estrellas), pero inalcanzable (Laurel, Dafne), ajeno (alabastro) y sin preguntas. Los paisajes como en un caleidoscopio se mezclan y muestran el clímax del cuerpo. La poesía emula al corazón, libre y feliz. Evoca el vigor que el fascismo usará trasmutando el libre mar en la prisión de las botas militares.

Canto nuevo. Gabriele D’Annunzio. Lumen. Madrid, 1987.

Anuncios