Los escritos de un actor que llegó a Papa

WojtylaLe han hecho responsable de paralizar una inminente guerra nuclear, en unos tiempos que él mismo calificó de “difíciles e inquietantes” y de denunciar la persecución sufrida por el cristianismo en algunos países “que supera a la falta de piedad y de odio a la que se vio sometida en los primeros siglos”. Tras el Papa de la sonrisa, el de breve legado, Juan Pablo I, llegaba al Vaticano Karol Józef Wojtyła, un sucesor de Pedro combativo lo que le hizo objetivo de atentados terroristas como el diseñado por los ultraderechistas brasileños Tradición, Familia y Propiedad, la Operación Bojinka (un previo al 11-S preparado por AlQeda) o la conexión búlgara a la que pertenecía el único de relativo éxito, el del turco Mehmet Ali Agca. Izquierdas y derechas unidas contra un mismo líder espiritual. Unos rechazaban el excesivo aperturismo de Wojtyla que comienza con tímidos gestos como el rechazo a usar la silla gestatoria en sus apariciones y se concreta en el mensaje social contra la rapacidad del capitalismo en sus encíclicas “Redemptor hominis” y “Laborem exercerns”. Otros repudiaban su doctrina moral sobre los  métodos de planificación familiar, su crítica sin tapujos al comunismo o a la teología de la liberación representada por voces discrepantes sistemáticamente silenciadas como la de Casaldáliga, Leonardo Boff, Jon Sobrino o Gustavo Gutiérrez que rechazaron el centralismo exclusivista de su pontificado por abandonar a su suerte a los desheredados y obviar “los valores éticos del socialismo como la solidaridad y el bien común”, según Boff, pese al eslogan tan repetido por él de que “los pobres no pueden esperar” al que vació de contenido preconizando una explosión demográfica con su férrea moral. 

De la trastienda al escaparate

Ediciones San Pablo, Plaza&Janés, Ediciones Palabra, Nuevas Ediciones de Bolsillo, Biblioteca de Autores Cristianos, Ediciones Luciérnaga, Esfera de los Libros, Promoción Popular Cristiana, Comercial Editora de Publicaciones, Edibesa, Planeta, Ediciones Espejo de Tinta, Ediciones Cristiandad, Catapulta Editores, Grafite Ediciones, EUNSA, Ediciones Rialp, Editorial Biblioteca Nueva, Taller C. por A. Editora,  Espasa-Calpe, Verbo Divino, Ediciones Martínez-Roca, RBA, Edaf, Universidad Católica de San Antonio de Murcia, Edice, Logos y Lumen Humanitas, son algunas de las firmas que han editado los escritos del Pontífice, que hasta hace poco ocupaban el lugar de las reliquias en los escaparates y que con la reciente Wojtylafilia han salido a la luz de los mostradores, descubriendo un nicho de mercado que la industria estadounidense se prepara para responder ante la creciente demanda que la muerte el pasado 2 de abril del Pontífice que hizo internacional a la Virgen de Czestochowa ha provocado. News Corp y Doubleday ya han anunciado que editarán títulos sobre Juan Pablo II tras las multitudinarias ventas de portales como Amazon que colocó en los primeros puestos seis libros escritos por el Papa como “Memoria e identidad” y “La vida de Juan Pablo II”.  Fuera ya de la promulgación del Código de Derecho Canónico, en 1983, y del Catecismo de la Iglesia Católica, en 1992, éxitos de ventas por lo que de estructurales tienen, el Papa polaco dio a la imprenta 14 encíclicas, textos destinados a orientar en temas de doctrina o moral, encender el fuego de la devoción e informar sobre conductas peligrosas para la fe y por tanto condenables: “Redemptor hominis” (1979), “Dives in misericordia” (1980), “Laborem exercens” (1981), “Slavorum apostolici” (1985), “Redemptoris mater” (1987), “Sollicitudo rei socialis” (1987), “Redemptoris missio” (1990), “Centessimus annus” (1991), “Veritatis splendor” (1993), “Evangelium vitae” (1995), “Ut unum sit” (1995), “Fides et ratio” (1998) y “Ecclesia de Eucharistía”(2003). A ellas hay que añadir 15 exhortaciones apostólicas, 11 constituciones apostólicas, 18 motu proprio, 45 cartas apostólicas y 2412 discursos que servirán para saciar la voracidad de las editoriales. Autor de títulos como “Amor y responsabilidad, Razón y Fe“, “Signo de contradicción”, ”Persona y acción”, “Tríptico Romano. Poemas”, en el que recupera la vocación poética abandonada tras su consagración como Pontífice en 1978, “Mi decálogo para el tercer milenio “, “Don y misterio“, en el cincuentenario de su consagración como sacerdote, “Juan Pablo II: Cincuenta palabras para el próximo milenio “, “¡Levantaos! ¡Vamos! “ y “Memoria e identidad”.

Un hombre hecho para enfrentarse al público

El cónclave elige en 1978 a un perfecto desconocido ante los ojos perplejos de los mandatarios del momento, Jimmy Carter, Leonidas Brezhnev, Deng Xiaoping, James Callaghan, Helmut Schmidt y Valéry Giscard d’Estaing. El políglota Wojtyla no es precisamente un hombre de Iglesia convencional: obrero en la Sovay, actor, dramaturgo, poeta, alpinista, sacerdote bajo los regímenes nazi y comunista. En lo literario, Juan Pablo II se define como un hombre activo con una obra datada entre 1939 y 1978 bajo diferentes seudónimos (Andrzej Jawien, Stanislaw Andrzej Gruda y Piotr Jasien). No es de extrañar que en el Dizionario dello spettacolo del ‘900 de Baldini&Castoldi aparezca en calidad de teólogo y dramaturgo, mundo en el que se vuelca como director, autor e intérprete tras entrar en contacto con el Teatro Rapsódico clandestino de la Universidad Jagellónica de Cracovia, del que se le considera uno de los fundadores, durante la ocupación alemana de Polonia. Suyas son  “Job” y “Jeremías”, de 1940, recogidas en “Poesías y dramas” (1980) y centradas en la búsqueda de sentido a los trágicos sucesos históricos que vivía Polonia. En 1964 escribe “Irradiación de paternidad”, aunque su obra más importante es el drama “Hermano de nuestro Dios” (escrita en 1949 y editada en 1979, llegando a los escenarios un año más tarde), sobre la posibilidad de conciliar estética y la ética a la luz de los procesos históricos a través de su protagonista, el hermano Alberto, la libertad plasmada en un revolucionario desconocido y la realización de los valores encarnados en Max, el artista. No obstante, la más conocida será “El taller del orfebre”, de 1960 y puesta en escena un año después de ser nombrado Papa, quizá por haberse llevado al cine con un galán como Burt Lancaster. En ella medita de forma alegórica en torno al sacramento del matrimonio de Teresa y Andrew basándose en el teatro-palabra de Mieczyslaw Kotlarski de contenido patriótico. Es la época en que es fichado por la Gestapo. Como ensayista entre 1952 y 1961 firma dedicó al Teatro Rapsódico, del que fue fundador y actor, cuatro ensayos críticos firmados con seudónimo (Andrzej Jawien) que aparecieron en el semanario Tygodnik Powszechny en los que la palabra constituye el protoelemento teatral, donde la trama se convierte en una mera excusa para mostrarnos un problema que los actores dan vida. Queda para la especulación su obra sobre el Antiguo Testamento desaparecida. En 1996, al cumplirse cincuenta años de su consagración como sacerdote, se acuerda de ésta, su otra vocación, en “Don y misterio”, un ensayo autobiográfico, que cuenta sus inicios en el mundillo de la literatura de la mano de su profesor de polaco,  Mieczyslaw Kotlarczyk. En cuanto a su faceta como autor poético, la primera recopilación de sus poemas de juventud es “Piesn o Bogu ukrytym” dejan traslucir el alma eslava que el fotógrafo Adam Bujak ilustra captando la armonía de los paisajes de su patria, la cara más sensible del Pontífice. En el poema “Actor” desbroza esta dualidad:

“So many grew round me, through me,
from my self, as it were.
I became a channel, unleashing a force
called man.
Did not the others crowding in, distort
the man that I am?
Being each of them, always imperfect,
myself to myself too near,
he who survives in me, can he ever
look at himself without fear?”

Y se aproxima al tema del enamoramiento en “Girl Disappointed in Love”

“With mercury we measure pain
as we measure the heat of bodies and air;
but this is not how to discover our limits–
you think you are the center of things.
If you could only grasp that you are not:
the center is He,
and He, too, finds no love—
why don’t you see?
The human heart–what is it for?
Cosmic temperature. Heart. Mercury”.

La compilación más traducida, “Tríptico romano”, editada por la Librería Vaticana en veinte idiomas (incluido el malayalam), una antología para la que requirió el consejo experto de su amigo y poeta Marek Skwarnicki, en la que recrea el cónclave que se celebrará a su muerte para designar a su sucesor. Aunque si nos atenemos a las profecías de San Malaquías tras Juan Pablo II bajo la divisa “De labore solis” (Del trabajo del Sol) debiera subir al trono de Pedro un hombre de fe de estirpe mediterránea o un período de paz duradera si hacemos caso a su divisa “Gloria olivae”.

El primer Papa en CD

Los temas que dibujan su obra (el concepto de persona, el sufrimiento, la muerte o el amor) vienen marcados casi de forma geográfica, al nacer en Wadowice, a 60 kilómetros de Auschwitz, Oswiécim, recuerdo sombrío que tal vez esos largos paseos por los Tatras consiguen disipar por unos instantes. Allí hará una de sus apariciones más recordadas, “retando” a todo aquel que quisiera seguirle a acompañarle en su excursión por tan escarpado paisaje, en sorprendentes misas sobre la nieve. Juan Pablo II fue el primer Papa que empleó los medios de comunicación de masas para divulgar su mensaje, una veces ecuménico, otras irenista y siempre controvertido. Su preocupación por lo mediático queda reflejada en la carta que les dedica “En el Jubileo de los Periodistas. Ética en las Comunicaciones Sociales. Ética en la Publicidad” en el año, 2000. Quedan por ejemplo, sus grabaciones de discursos, oraciones, incluso de cantos gregorianos interpretados por él mismo: rosarios en francés, español, inglés, latín y portugués de 1994 y 1995 , el “Abba Pater” del 99 y el “Mai Piú la Guerra” de 2003. Y vista la acogida otra discografía con el leit-motiv de Su Santidad con intérpretes tan curiosos como la cantante de jazz Sarah Vaughn en “The gold collection: Sings the poetry of the Pope John Paul II” de 2000 o el actor italiano Vittorio Gassman en “Poems from the Pope” de 1998, aparte de los “Cantos religiosos” y “Bendición Papal” –que incluye temas como “Centinela de la plaza de Roma”- “Papal Blessing/Ave María” y “From Rome to América”, publicados en 1989, 1995 y 1999, respectivamente.

Libros sobre el Papa atleta

o       “… Y vendrá un Papa eslavo”, de Eusebio Ferrer, Ediciones Internacionales Universitarias, 1995

o       “Álbum del Papa Juan Pablo II”, varios autores, Punto Editorial, 1982

o       “Ángeles en el pensamiento de teólogos y filósofos contemporáneos” de Romano Guardini, Jean Danielou y Juan Pablo II

o       “Así piensa el Papa”, de Covadonga O´Shea, Temas de Hoy, 1999

o       “Biografía de Juan Pablo II, testigo de la esperanza”, de George Weigel, Plaza y Janes, 1999

o       “De un país lejano”, de Krystof Zanussi y Virgilio Levi, BAC, 1981

o       “Del temor a la esperanza”, varios autores (3 Tomos), Solviga, 1993

o       “Diccionario de Juan Pablo II”, de Eloy García Díaz, Espasa-Calpe, 1997

o       “Diccionario de Teología y Espiritualidad de Juan Pablo II”, de Pedro Jesús Lasanta, Edibesa, 1996

o       “Diccionario de valores: Juan Pablo II a los jóvenes del mundo” de  Ricardo Cuadrado Tapia, 2004

o       “Diccionario social y moral de Juan Pablo II”, de Pedro Jesús Lasanta, Edibesa,1996

o       “El Cónclave: Los secretos de la elección del Papa al descubierto” de  Alfredo Urdaci, 2005

o       “El legado de Juan Pablo II” de Alceste Santini, 2004

o       “El mensaje del Papa”, de Carlos Amigo Vallejo, Temas de Hoy, 1996

o       “El Papa Juan Pablo II. La biografía”, de Tad Szulc, Martínez Roca, 1995

o       “El próximo Papa: Quién será el sucesor de Juan Pablo II, cómo, y por qué será elegido” de  José Catalán Deus, 2004

o       “El secreto que guía al Papa”, de Aura Miguel, Rialp, 2001

o       “Europa, identidad y misión: Aportación de Juan Pablo II a la construcción de Europa” de  Bienvenido Gazapo Andrade y Elia Cambón Crespo, 2004

o       “Historia de Karol”, de Giman Franco Asideros, Fémina, 2003

o       “Hombre y Papa”, de Pedro Miguel Lamet, Espasa-Calpe, 1995

o       “Infalible y absoluto: Una visión crítica sobre Juan Pablo II” de Claudio Fantini, 2004

o       “Joseph Ratzinger. Una biografía” de  Pablo Blanco Sarto, 2004

o       “Juan Pablo II o el valor de la vida humana”, de Carlos A. Cornejo, Servagrup, 1982

o       “Juan pablo II y Europa” de  José Ramón Garitagoitia, José Ramón, 2004

o       “Juan Pablo II y los grandes de la tierra”, testimonios varios, Edibesa, 2002.

o       “Juan Pablo II, el Papa de la esperanza”, de Santiago Martín, Temas de Hoy,  2002

o       “Juan Pablo II, ese desconocido”, de Miguel Ángel Velasco, Planeta Testimonio, 1998

o       “Juan Pablo II, la huella”, varios autores, Alpha Omega Press, 2001

o       “Juan Pablo II, maestro y profeta de la vida consagrada”, introducciones de Severino-María Alonso, Publicaciones Claretianas, 2003

o       “Juan Pablo II, pregonero de la verdad”, de Eusebio Ferrer, Desclée de Brouwer, 2000

o       “Juan Pablo II: 25 años en la escena mundial” de  Ugo Colombo Sacco, 2004

o       “Juan Pablo II: El guerrero de la paz“ de  James L. Stanfield.

o       “Juan Pablo II: el hombre y la historia del siglo XX”,  de Marc Eric Gervais, Elsa Ediciones, 1998

o       “Juan Pablo II En España 1982, Varios Autores, 1982

o       “Juan Pablo II: Un hombre extraordinario” de  Manuel Hidalgo Huerta, 2005 

o       “Juan Pablo, amigo”, de Paloma Gómez Borrero, Plaza y Janes, 1996

o       “Karol Wojtyla: Historia de Juan Pablo II” de  Dominico del Río, 2004

o       “La historia de… Juan Pablo II”, Varios Autores, Auzou Idea Books, 1996

o       “La Santa Alianza: Cinco siglos de espionaje vaticano” de  Frattini, Eric, 2004

o       “Secretos vaticanos: En el Vaticano todo lo que no es sagrado es secreto” de  Eric Frattini, 2003

o       “Su Santidad”, de C. Bernstein y M. Pollitti, Plaza y Janes, 1996

o       “Wojtyla: de la A a la Z”, de José Macca, Planeta, 1998

Testimonio directo: Elenco bibliográfico de Juan Pablo II según la Conferencia Episcopal

o       Amor y responsabilidad, Razón y Fe, 1977

o       Signo de contradicción, BAC, 1978

o       Juan Pablo II y el hombre, BAC, 1979

o       La fe en San Juan de la Cruz (Tesis doctoral), BAC, 1979

o       El taller del orfebre (Teatro), BAC, 1980

o       Marx Scheller, BAC, 1982

o       Ejercicios Espirituales para jóvenes, BAC, 1982

o       Las oraciones de Juan Pablo II, San Pablo, 1982

o       No tengáis miedo, entrevista de André Frossard, Plaza y Janes, 1982

o       Juan Pablo II en España 1982, varios autores, BAC, 1982

o       Persona y acción, BAC, 1982

o       La hora de Dios (Juan Pablo II en España 1993), BAC, 1993

o       Poesías de Karol Wojtyla, BAC, 1993

o       Cruzando el umbral de la esperanza, entrevista con Vittorio Messori, Plaza y Janes, 1994.

o       Mi decálogo para el tercer milenio, PPC, 1994

o       Queridísimos jóvenes, PPC, 1995

o       Don y misterio, BAC, 1996

o       Juan Pablo II: Cincuenta palabras para el próximo milenio, Edición de Saverio Gatea, Mondadori, 1998

o       Tríptico romano, Universidad Católica San Antonio de Murcia, 2003

o       “¡Levantaos! ¡Vamos!”, Plaza & Janés, 2004

o       “Memoria e identidad”, La Esfera de los Libros, 2005

Anuncios