Si Sabino viviría

Si Sabino viviría (00106)Cosmic Josemi tiene serios problemas para saciar su sexualidad trina y sólo en la Molly Bloom conseguirá crear todas las posibilidades combinatorias para que sus oferlunios, nóvalos y hurgalios de desentumezcan. Pero para obtener esa recompensa, muy distinta a los prometidos lizardis habrá de afrontar una peligrosa misión que llevará a este detective de La Margen de vuelta a la Tierra. El encargo del TBB, Tecno Buru Batzar, hacerse con el ADN de uno de los padres de la patria Nueva Euzkadi para conservarlo con otros grandes como Ibarretxe, Gallastegui, Idígoras… Sus enemigos, los taurotas, colonos de un planeta bisolar en el que la virtualidad permite al turista galáctico disfrutar de todas las épocas históricas de algo muy similar a España, viejo profesor y toqueteo al pecho de la actriz ligerita de ropa, incluidos. López Belausteguieta se ríe de este terruño de anchoas genéticamente modificadas, de los Guggenheims convertidos en base norteamericana y guantánamos de concentración. Le acompaña el Barón, metamorfoseado en alguno de los Humboldt o en el instrumento que se tercie para ejercer de guardasespaldas de López B., siempre que no se cruce en su camino algún documento de gran valor filológico. Junto vivirán extrañas aventuras, operaciones de contrabando de fox terrier astados, y sobrevivirán a los ictiosaurios. No habrá forma de convencer al Barón de que se deje hacer, aunque tampoco se ponga muy a tiro con esa costumbre de trocarse en Koldo Mitxelena o en eruditos de la lengua, muy poco apetecibles para el necesitado investigador. El autor nos hace soltar la risa con esas anécdotas tan jocosamente reales de eternas aspirantes a una plaza docente universitaria que en un ataque de furia arrasan con el dueño de la plaza, restaurantes con más aumentos en las lupas de los recomendados o tan inverosímiles como la partida de mus con dos autómatas igualitos a Fraga y Clark Gable.

Si Sabino viviría. Iban Zaldua. Lengua de trapo. Madrid, 2005. 190 páginas.