“Retrato en blanco y negro de un conseguidor”

Entrevista a Juan Carlos Escudier 

LIBROS - FLORENTINO PEREZ: RETRATO EN BLANCO Y NEGRO DE UN CONSEGUIDORSe define como un “juntaletras desde hace veinte años”. Empezó en Diario 16, luego recaló en El Mundo, donde estuvo casi doce años, para entrar en “El confidencial digital” como director adjunto. Asegura “cumplir ciertas normas de rigor, que ahora no están muy de moda en el periodismo”. Ahora presenta un libro en el que ha puesto a prueba su paciencia para entrevistar a gente poderosa y confeccionar este “Retrato en blanco y negro de un conseguidor”, donde se analiza la trayectoria de un relaciones públicas de lujo, Florentino Pérez.

Aunque el libro comienza con el triunfador, vas desgranando proyectos que no cuajaron…

Lo de Florentino como hombre de éxito es bastante posterior. Se ha rodeado de buenos socios y amigos y durante gran parte de su trayectoria ocupa un discreto segundo plano. En cuanto a proyectos no realizados, muchos…, aunque él es una persona de pocas apetencias. La principal era ser presidente del Real Madrid y lo ha conseguido. Se juntan esas pocas apetencias, un círculo de gente, de empresas como ACS que han hecho posible que esté donde esté, haber hecho amigos allá donde ha estado colocado y que ahora va de ganador.

¿Cómo describirías el universo Florentino?

Hay dos tipos de entorno, el familiar y luego una guardia de corps que ha ido reclutando de su paso, por ejemplo, por el Partido Reformista. Es generoso con la gente que entiende que le han hecho algún favor y en una empresa como el Madrid puedes colocar a la gente que crees que te puede servir y te sirve desde el mero sentimiento. Ninguno va a poner en duda sus capacidades o decisiones. Él valora la fidelidad, pero una fidelidad prácticamente canina.

Hablando de su paso por los escolapios dibujas un perfil gris, con poco entusiasmo fuera del ámbito empresarial o de cabildeo político….

No exactamente. Es un hombre gris, pero cualquier observador podría decir que no es un hombre brillante, con cierta mediocridad, tal vez buscada, para dar la sensación de que es un hombre equilibrado, de trabajador infatigable. Su salto a la política viene de la mano de un buen amigo al que él se gana, Arespacochaga, y al que le sucedería toda la gente que le ha aupado.

¿La relación con Gallardón es de  admiración o de interés por parte de Florentino?

Por Gallardón siente una admiración profunda, porque es quizá la persona que a él le hubiera gustado ser. Un muto amor del que han sacado beneficios ambos, sobre todo Florentino, que ha sido uno de los grandes beneficiarios de la política de Gallardón tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento y Gallardón, al que Florentino le ha abierto algunas puertas, haciéndole algún “favor político” como pagar alguna encuesta sobre valoración de líderes políticos.

Mencionas su saber estar siempre al lado del Gobierno de turno, ganándose -incluso a pesar de su ideología- el afecto de figuras como Trinidad Jiménez, alcaldesa futurible…

Vive en un amplio porcentaje de las administraciones públicas con lo cual es obligado mantener una relación excelente con quien gobierne y él eso lo hace a la perfección, utilizando ese santuario de relaciones tremendo que es el palco del Bernabéu para hacer sus negocios. En el interregno entre las elecciones a la Comunidad de Madrid y el Tamayazo, cuando se creía que se iban a tener que repetir las elecciones, le faltó tiempo comer con una persona entonces influyente en IU y decirle que sería un estupendo consejero -se decía que IU podía tener las competencias urbanísticas-.

Recientemente Florentino se exculpaba de la situación del Madrid…

En el tema del Madrid ha cometido un error de concepto. Ha entendido que el fútbol es una ciencia exacta y está claro que no lo es. Es muy difícil con un criterio racional, empresarial, basado en una suma de ingresos por marketing, hacer un equipo de fútbol.

Hablas de trato preferencial con los galácticos… ¿Es un hombre de filias y fobias?

Fundamentalmente de filias, porque tiene una obsesión no sé si enfermiza por no tener enemigos. Las relaciones entendidas en el más amplio sentido es un campo en el que él se ha especializado. Los galácticos son sus cromos preferidos, que, como los niños no cambia nunca.

Hablas de cómo se libra de Del Bosque porque no encaja en su estética, la política de exclusión de jugadores negros y de rodearse del brillo de los galácticos…

Del Bosque nunca fue un personaje de su agrado, pero en los años que lleva no se le ha pegado el brillo de los galácticos, sigue con sus camisas azules, sigue usando Audis… Es un hombre de costumbres fijas. Hablo de estética porque quiere darle al Madrid un aire como de equipo del futuro, de gente guapa como Valdano o Queiroz con muy buena planta, pero muy malos entrenadores. Se extendió una leyenda negra que le atribuía un cierto tic racista sobre el número de jugadores negros a los que había echado del equipo. Makelele, que gozaba de los favores del público y cuyo rendimiento estaba fuera de toda duda y al que se niega ampliar la ficha en los términos que él demandaba y otro jugador francés que también pide cobrar lo que un galáctico y se le niega. Con esto no quiero decir nada, digo que está ahí.

¿Su entrada en el deporte la han propiciado la impunidad de los medios deportivos?

Realmente quería ser presidente del Real Madrid y prueba de ello es que se puso en riesgo su continuidad como presidente de lo que fue el antecedente de ACS, porque sus socios, a los que posteriormente dejó en el camino, tenían mayoría y llegaron a amenazarlo con apartarlo si accedía a competir por el sillón del Real Madrid. Y pese a todo él, decidió jugársela. En aquella tentativa perdió y eso le permitió conservar la presidencia de la constructora, pero su apetencia por ser presidente del Madrid creo que es anterior a descubrir todo lo que puede dar de sí.

¿Cuál puede ser su siguiente reto, toda vez que el Madrid puede dinamitar su prestigio?

En su día se habló de que algunos de sus socios actuales temían que dedicara mucho tiempo al Madrid y poco a la empresa y quisieron jugar la baza de colocarle un consejero delegado por debajo de él con plenos poderes que controlara la empresa y él ha sabido en todo momento eludir esta posibilidad. Es extremadamente hábil y si las acciones de ACS siguen creciendo al ritmo de los últimos años no va a tener problemas para mantenerse. Y de la presidencia del Madrid no se irá, salvo que los socios decidan quitarle en las próximas elecciones, o medie un éxito espectacular del equipo que le pueda conducir a retirarse en loor de multitud.

¿Cuáles son los cadáveres más gravosos que ha ido dejando en el camino?

Ha habido varios… El Madrid está moribundo en lo deportivo, porque es un proyecto fracasado después de tres años como presidente, pero en lo económico ha recibido un favor impresionante de las Administraciones Públicas de Madrid que no habría conseguido nadie. Los madridistas deberían hacerle un monumento, pero los madrileños, podrían tener una opinión distinta, porque todo lo que la Comunidad ha beneficiado al Madrid ha perjudicado a los madrileños.

Lejos de limitarse al deporte o la empresa ha pasado a la política, pese al desastre del Partido Reformista…

Son incursiones con un objetivo de rentabilidad empresarial… ¿Quién puede tener sentado dos horas al Rey a su diestra? El Real Madrid le da una visibilidad social y un abanico de relaciones impresionante. Para una persona lista como es él es un activo tremendo para sus negocios.

Comedido por un lado, pero que no duda en vengarse de sus adversarios por otro…

El tono comedido lo usa cuando le conectan una cámara de televisión o un micrófono, fuera de eso estamos hablando de una persona de un patrimonio de muchos millones de euros, que en algunos temas se cree en posesión de la verdad absoluta y eso crea un poso de soberbia que con los años va creciendo y en el caso del Madrid tal vez no le deje ver cuál es la solución.

Por otro lado dices que se deja guiar por las encuestas y no ejerce de nuevo rico…

Durante un tiempo fue bastante austero. Ahora se está construyendo una casa de 4.000 millones en la lengua de palacetes paralela a la Castellana donde viven sus socios, Los Albertos, ha pasado de un barco normalito a un yate de mil millones… Su mujer, Pitina, ha tenido una gran influencia en convencerle de estar a la altura de la gente con la que se codean, porque además pueden hacerlo.

¿Se puede hablar de negocios turbios o es simplemente saber hacer?

Es el saber hacer. Hay una frontera muy estrecha que separa un negocio limpio del tráfico de influencias. Una persona como Florentino camina de una forma muy inteligente sobre esa línea y de momento con éxito. No sé si en un futuro pueda tropezar.

¿Florentino es un prototipo de empresario español?

Hablábamos antes de esa mediocridad buscada… Hay empresarios que han marcado época, el Mario Conde de los ochenta o Villalonga en Telefónica que se presentaban acompañados de una aureola mítica –Mario Conde fue doctor honoris causa antes de ir al trullo-. Eso en Florentino no lo encontramos, pero sí es un prototipo porque aquí los negocios siempre se han hecho, a diferencia de otros países bastante más avanzados en democracia, al amparo del partido en el Gobierno y las Administraciones públicas y en eso está siendo un fenómeno. Representa el empresario incapaz de vivir al margen de la Administración, del dinero de todos.   

¿Cómo interpretas su entrada en los medios digitales?

Bueno, él lo ha negado, pero parece que es así. Siempre dijo que nunca iba a estar en medios de comunicación… Se habla de que ha comprado un 5% de Libertad digital en la que entró Arturo Baldasano, comprando el paquete que tenía Ariza en Intereconomía -su entrada sentó como un tiro entre los accionistas tradicionales de Libertad digital-. Creo que Baldasano se vio impelido a deshacerse de parte de ese paquete y que Florentino ha adquirido un porcentaje mínimo.

Comentas que las fuentes del libro son anónimas…

En la inmensa mayoría, el trato para acceder a hablar conmigo era que su nombre no saliera. Y eso te da prueba del poder de este hombre y de su capacidad de venganza.  Gran parte de lo que cuento en el libro no se sabía, porque todo lo que se ha sabido de Florentino, lo ha dicho él mismo. Él cree que es su mejor relaciones públicas y su mejor jefe de prensa y en ese sentido le han ayudado las pocas ganas de notoriedad de alguna gente que le conoce muy bien.

¿Has detectado alguna fisura en este monolito?

Se resquebrajó ligeramente cuando empezaron a torcerse las cosas con alguna pañolada que hubo en el Campo. Algún directivo le planteó dejar la presidencia y a él en el cargo… Ahora mismo se ve fuerte y entiende que ha hecho las cosas bien, con lo cual es complicado que trate de corregir los problemas. Desde luego es una persona inteligente, pero no es Maquiavelo. No hay golpes de genialidad, pero sí una cosa curiosa: no le gusta tener enemigos y en el libro describo anécdotas sobre cómo trata de restañar heridas para ganarse gente para la causa.

Parecería una persona necesitada de afecto…

Cuando él trata de aligerar la banda de sus enemigos es porque les quiere para algún un negocio, que le recalifiquen sin problemas la Ciudad Deportiva…, pero no un problema de ternura. Entra en lo que es su trabajo y eso le lleva a tratar de disculparse, por ejemplo, ante un ex-alcalde de Madrid como Juan Barranco con el que entendía que hacía quince años tenía mal rollito.

¿Hay un personaje con el que le sea imposible retomar las relaciones?

Hay una persona con la que no ha podido, Matilde Fernández, ministra del PSOE y portavoz adjunta en la Asamblea de Madrid, la única persona que le ha plantado abiertamente cara y le ha dicho que no. No fue capaz de asimilarlo entonces ni ahora. Trató de descalificarla diciendo que todo el partido estaba tras él y ella estaba sola, porque era guerrista, pero lo cierto es que ha sido la única en no caer rendida a sus encantos, no sólo en mantener la firmeza en la negativa a recalificar la Ciudad Deportiva, si no la de todo el Grupo Socialista en el Ayuntamiento.

Mencionas la aventura de la Guía del Ocio, una de sus creaciones a medio hacer…

Es un proyecto que le propone un amigo, Juan Miguel Juárez, y que para él es un divertimento. El éxito llegó después de una temporada bastante mala y a José Luis Gutiérrez cabe atribuirle una responsabilidad muy importante en el relanzamiento, porque su entrada y la de otros socios en el capital termina por asegurar un futuro más bien negro.

¿Te queda algo que contar del hijo del perfumero?

He acabado extenuado de Florentino, pero de él se podrán contar más cosas a partir de ahora, porque su actividad seguro que va a dar juego. El libro acaba con un epílogo, la entrada en Unión Fenosa, que de haber acabado más tarde habría sido más amplio.

Para esta nueva incursión le servirán sus contactos en el PSOE…

No sé si en este tema, pero una constructora vive en un porcentaje muy importante de su cuenta de resultados de los contratos públicos. No es casualidad el fichaje del exdirector de la SER, para un puesto un tanto menor como es el de jefe de prensa del Real Madrid y creo que se debe a su hilo directo con Rodríguez Zapatero. Hay que pensar que él va a trabajarse el PSOE y la Agrupación Socialista de cabo a rabo.

¿Es un libro para curiosos de la política, aficionados al deporte, enemigos de Florentino?

Y para amigos y un perfecto manual sobre cómo triunfar en los negocios, siendo simpático y haciendo relaciones y cómo se puede hacer una inmensa fortuna con una agenda de teléfonos.

Anuncios