Propagandistas de la fe en el tío Ho

Exposición itinerante de Casa Asia

Símbolo de la lucha contra el imperialismo, Ho Chi Minh, el que lleva la luz, defendió en discursos como El leninismo y la liberación de los pueblos oprimidos “utilizar las capacidades y la iniciativa creadora de nuestro pueblo, que nunca se resignó a soportar la esclavitud y el colonialismo”. Ahora que el sistema económico internacional está siendo cuestionado, la muestra de Casa Asia nos ofrece una visión de los efectos de esta propaganda en los tiempos del comunismo más decididamente rojo. La exposición que ha transitado ya por Barcelona estará hasta el próximo 11 de enero en la sede de Casa Asia de Madrid, ubicada en el Palacio de Miraflores, para aquellos interesados por la dimensión ideológica de la imaginería vietnamita o simplemente para los amantes del diseño publicitario que encontró en los regímenes totalitarios un gran mecenas para sus operaciones de venta de iconos.
Se trata de una recopilación de la obra gráfica de los responsables de la propaganda de entre los años 60 y 90 en la que se aprecian las fuertes influencias del constructivismo ruso, gracias al internacionalismo también artístico de los creyentes en el igualitarismo comunista. La estética de las piezas exhibidas, todas ellas con una fuerte carga emotiva, refleja la evolución de las técnicas de persuasión visual con eslóganes contundentes y dirigidos al ciudadano de a pie, con especial énfasis en los sectores agrícolas y un carácter colectivista. No faltan los mensajes de índole militarista llamando en armas a los vietnamitas para contrarrestar el ataque de las injerencias del gran enemigo estadounidense.
La oportunidad es única, ya que es la primera vez que estas obras, realizadas por 40 artistas -artesanos, diseñadores profesionales o ciudadanos concienciados de la necesaria solidaridad con el pueblo que con su arte querían dar testimonio del esfuerzo bélico-, se exhiben fuera del país. Son imágenes pensadas para fortalecer la resistencia de los asediados vietnamitas en su lucha por la independencia frente a su antigua metrópoli, Francia, y por la supervivencia durante la contienda con los estadounidenses. La exposición, organizada por Casa Asia, el Museo Nacional de Bellas Artes de Vietnam, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Embajada de España en Hanoi, significa un nuevo afianzamiento de los intercambios culturales entre los dos países, donde España hace ocho años abrió su embajada, si bien el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la República Socialista de Vietnam conmemoran este año su treinta aniversario.

Anuncios