Barceló el africano para saciar a los polemistas

Si no tienen posibilidades de irse a Suiza a ver la cúpula decorada por Barceló con ese estallido de color y tampoco les llega el presupuesto para visitar en la tierra de Joyce el Museo Irlandés de Arte Contemporáneo, pueden ver al Barceló más exótico en la muestra Obra africana que el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga reúne en sus salas hasta el próximo 15 de febrero. No deje de ir a verla, porque no se trata de una de esas muestras itinerantes que luego recala por toda España, sino que después estas 82 piezas (pintura de pequeño y gran formato en lienzo y en papel, esculturas, cerámicas y libros de bocetos) volverán a descansar en Dublín. Igual de apetecible es la muestra que hasta el 11 de enero exhibe la sede de Bancaja de Valencia, comisariada por Françoise Lévèque, Carlos Pérez y Juan Manuel Bonet, y en la que podrá descubrir al Picasso dramaturgo a través de El deseo atrapado por la cola, una farsa teatral del malagueño con un reparto de excepción –y no es muletilla periodística- integrado por Simone de Beauvoir, Jean-Paul Sartre o Dora Maar. Y de los pinitos teatrales de un pintor universal a la filmografía de la Nueva Ola, cada vez menos de culto, que durante la Semana de Cine de Hong Kong podrán disfrutar en la sede barcelonesa de Casa Asia hasta el 4 de diciembre. Cerramos con una delicatessen en el madrileño Museo Thyssen-Bornemisza que sacará pecho con uno de los pintores de su colección permanente, Pieter Jansz  Saenredam, para deleite de los que gustan de la arquitectura entendida como retrato. Hasta el 15 de febrero. Algo más de un mes antes dará por
concluida la exposición de Julia Oschatz el Centro de Arte Caja de Burgos, con un paisaje tan fantástico como la molesta realidad.
Durante la pasada semana Barceló ha vuelto a estar negro sobre blanco por su colosal obra para la sede de Naciones Unidas en Ginebra, en la que a partir de ahora será la Sala de los derechos Humanos y Alianza de las
Civilizaciones. Y aunque el autor de Felanitx ha sido cuestionado más por el coste que por el resultado visual de esa cúpula salpicada de colores, su calidad como creador está fuera de toda duda. Por eso la recomendación de esta semana pasa por hacer un hueco en su agenda y acercarse a Málaga a ver la Obra africana del mallorquín en el Centro de Arte Contemporáneo. Una oportunidad que no se volverá a repetir ya que los fondos que se exhiben en esta exposición, pertenecientes al Museo Irlandés de Arte Contemporáneo, regresarán a la colección dublinesa el próximo 15 de febrero. Más de ochenta piezas, que recoge el catálogo prologado por el novelista Colm Tóibín y el poeta José Carlos Llop, y donde el espectador sentirá la calima y los ambientes densos del continente negro sembrado de las siluetas de los dogones captadas en su cotidiano devenir por las acuarelas del polifacético artista.
Junto a esta sugerencia tan intercultural le proponemos también un plan sólo apto para cinéfilos y más concretamente apasionados de las producciones hongkonesas. En caso de estar interesado dispone hasta el 4 de diciembre de los últimos títulos de la Nueva Ola en la Semana de Cine de Hong Kong que organiza Casa Asia en Barcelona. La retrospectiva incluye las proyecciones de trece películas de la más reciente hornada de cine realizado
en Hong Kong y un monográfico de cuatro títulos (Boat People, Ah Kam, The Postmodern Life of My Aunt, Eighteen Springs y July Rhapsody) dedicado a Ann Hui, la directora más renombrada de la Nueva Ola.
No hemos acabado el paseo cultural… Otra de las rarezas de esta agenda semanal es la que ofrece el Centro Cultural Bancaja en su sede de Valencia. Allí les sorprenderá conocer la faceta escenográfica de Picasso quien,
víctima de la carestía de la ocupación alemana ideó este divertimento, El deseo atrapado por la cola. Un juguete teatral que tiene mucho de surrealista y al que contribuyeron Michel Leiris (Le Gros Pied), Zanie Campan (La Tarte), Simone de Beauvoir (Sa Cousine), Jean- Paul Sartre (Le Bout Rond), Louise Leiris (Le Deux Toutous), Jacques-Laurent Bost (Le Silence), Germaine Hugnet (L’Angoise grasse), Dora Maar (L’Angoise maigre), Jean Aubier (Les Rideaux) o el oulipoeta Raymond Queneau (L’Oignon).
La primera representación de esta obra en seis actos tuvo lugar en el
apartamento del matrimonio Leiris, el 19 de marzo de 1944, foco de
infección intelectual de esta resistencia surrealista y del que teníamos
noticias a través de las reseñas hechas por Simone de Beauvoir en La
force de l’âge, su libro de memorias. La exposición se constituye así en
una especie de maletín de recuerdos de los integrantes de esta pandilla
marxista con pinturas, dibujos, grabados, esculturas, carteles, fotografias
y libros Pablo Picasso, autor de texto teatral y de los distintos actores que
intervinieron en la lectura de un texto poético, divertido y cargado de
erotismo ajeno a las normas de la gramática, la lógica y la puntuación, al
modo de las composiciones oníricas del momento.
Y de un vestigio documental para rescatar la efervescencia creativa a la exquisitez de uno de esos minuciosos pintores holandeses, Pieter Jansz Saenredam que el Museo Thyssen-Bornemisza enseña hasta el 15 de febrero, en la exposición número 22 de la serie Contextos de la Colección Permanente del Museo Thyssen, en Madrid. La panorámica del apenas conocido retratista de edificios del siglo XVII, Saenredam. La fachada occidental de la iglesia de Santa María de Utrecht les hará entender por qué fue considerado un obseso de la meditación en torno a la arquitectura, con una producción esmerada y atenta a las proporciones y la perspectiva.
Concluimos en el Centro de Arte Caja de Burgos con la alemana Julia Oschatz que invade el espacio de la sala para Dig your own grave, una instalación que edifica para el espectador toda una ciudad de esas levantadas por los
extraterrestres. Perfiles volumétricos, pinturas, dibujos y vídeos que domine CAB, un personaje irreal, mitad humano y mitad animal, protagonista de la teatralizada narración en este recorrido incierto, mágico, pero en el que hay que moverse casi provisto de un bastón de ciego. Hasta el 18 de enero.

(Publicado en  ACTIVA)

Anuncios