A vueltas con el paisaje

La imagen de lo Supernatural se reconstruye en el Centro de Arte Contemporáneo de Andratx

Fritz Mauthner rechazaba en pleno período de entreguerras la identidad absoluta entre los objetos y el yo, cuestionándose por extensión si el lenguaje es capaz de traducir la realidad de modo coherente. Esta semana, varias propuestas artísticas permitirán contemplar todas las perspectivas de esta preocupación que embarga a todos los autores contemporáneos. Por un lado, la exposición de Andratx (Palma de Mallorca), donde lo grotesco vuelve a ponerse en primera línea de la creación con la exposición de las obras de 24 artistas bajo el intrigante título de Supernatural . Contra la sublimación y la idealización del medio ambiente, estas reflexiones subvierten el concepto habitual de la naturaleza como espacio y recreación intercalando referencias románticas, folclóricas y tecnológicas que perfilan una ficción construida, elaborada y cientifista desde unos códigos culturales distintos. Por otro, Belén Uriel exhibe en Vigo, dentro de la Fundación Laxeiro su Full view , para deglutir mejor la incidencia de la especulación urbanística sobre el medio ambiente y nuestro concepto de normalidad. La crítica viene de la mano de la Iconografía moderna de América Sánchez en el MUVIM de Valencia y de los representantes de la VI Bienal de Arte Contemporáneo Leandre Cristòfol que en el Centro La Panera de Lleida se implican en la ironía estética sobre la reutilización de materiales y espacios. ¡Y no se olvide de pasar por el Thyssen, en Madrid, porque además de Miró, tiene al hiperrealista Arikha con casi un centenar de sus obras!
La muestra Supernatural, la segunda de las producidas para la Kunsthalle e ideada por Friederike Nymphius permanecerá hasta el próximo 10 de agosto en el Centro de Arte Contemporáneo (CCA) de la localidad mallorquina de Andratx. Un encuentro no sólo con el arte estático y museístico más convencional, sino con la inmediatez de la experiencia artística, ya que la exposición cuenta con el aliciente adicional de
que algunos de los creadores realizarán piezas durante su estancia en las instalaciones del CCA. Entre los autores presentes en esta muestra crítica y descarnada cabe destacar a Emmanuelle Antille, Jordi Bernadó, Cor Dera, Graham Fagen, Hans-Peter Feldmann, Tue Greenfort, Sabine Groß o Uwe Henneken con su Am I not a man and a brother?
En este análisis del paisaje sobre la reelaboración que hace el ser humano, Belén Uriel presenta en la Fundación Laxeiro Full view, un proyecto que obtuvo en la pasada edición de las Bolsas Feima-Fundación Laxeiro el primer premio. Su meditación sobre el entorno pasa por escudriñar mediante una serie de fotografías de viviendas unifamiliares en el municipio coruñés de Pantín en la interacción de la naturaleza y el ansia especuladora del hombre que genera espacios imposibles reconquistados por la vegetación a esta urbanización inacabada. El juego se completa con el uso de soportes publicitarios descontextualizados que al espectador le sugieren imágenes de una extraña familiaridad. La exposición estará abierta hasta el próximo 7 de septiembre en la Sala B de la Fundación viguesa.

¡Vaya lata de artistas!

Otra forma de intuir la calle es la que se esconde detrás de la silenciosa normalidad que el diseñador argentino América Sánchez ha plasmado en la exposición, Iconografía moderna, disponible hasta el 7 de julio en el Museo Valencià de la Il.lustració i la Modernitat. A través de sus fotomontajes este ilustrador se sitúa en la senda ya recorrida por los representantes del formalismo ruso o el dadaísmo y la nueva objetividad alemanes como Richard Huelsenbeck, Raoul Hausmann, El Lissitzky o George Grosz en fotomontajes que denuncian esa dimensión distinta cargada de sonrisa a veces y otras de tragedia, en la que ni la Iglesia, ni la política, ni las costumbres sociales salen indemnes.
Mi ojo ve y mi mano pinta, son las credenciales de un pintor israelí oculto, Avigdor Arikha, que pese a compartir cartel con la exposición Tierra de Joan Miró saldrá bien parado de la comparación. En total el museo Thyssen-Bornemisza de Madrid exhibe hasta el próximo 7 de septiembre 95 de las obras de este artista oriundo de Rumania que ilustrara textos de Rilke o Gogol antes de lanzarse a la senda de un hiperrealismo estremecedor. Una pintura que a veces nos retrotrae a la dureza de Egon Schiele y otras nos despoja de defensas frente a sus naturalezas muertas. Y le queda este fin de semana para comprobar en el Centre d’art La Panera de Lleida lo latosos que
pueden ser algunos artistas. Aunque han pasado ya diez años desde que se creara esta Bienal de Arte Contemporáneo, la de este año es la sexta edición en la que artistas polivalentes como Manu Arregui, Basurama, Karmelo Bermejo o Curro Claret en lucha permanente por diluir las barreras entre las diferentes artes, haciendo hincapié en las publicaciones y postales de La Más Bella, Albert Cano o revistas como La lata. 

(Publicado en ACTIVA)