El diario de Géza Csáth

El diario de Géza Csath - Géza Csáth“Necesitaba ver lo que Zelma no me había dado, una mujer jadeante disfrutando seriamente. Lo conseguí, y me quedé tranquilo”. El doctor Csáth tiene hambre de veneno; del que guardan los cálices de sus pacientes y del que él mismo se proporciona en estudiadas dosis de morfina. Sabe que la demencia está a un paso, pero mientras, debe apurar los goces que le proporciona su sana vida de balneario: auscultar mujeres primero con el fonendoscopio y luego, más a fondo con material no homologado que cualquier marido rechazaría. El húngaro Géza, frecuentador del Círculo de Nyugat de Budapest, se reprocha hacer crueldades por detrás a las artistas del amor o desgraciadas que se beneficia, mientras busca un matorral donde ocultar la felonía al padre de su respetada Olga, a la que tanto venera que no duda en practicar el coito regularmente para no oxidarse con vistas al momento de complacerla.
El primo de Dezso Kosztolányi descarrila ante los botines de las doncellas en este retiro de las montañas del Tátra llevando su particular ábaco de encuentros sexuales y su amargo diario de contrariedades, con un completo manual para alcanzar el éxito literario trabajando, no mucho, pero bien a la vista y un denso dossier de reproches a la mujer amada, objeto de iras que sabe “consecuencia natural del descontento conmigo mismo”. En la convicción de que “la vida no contempla los méritos ni las equidades” Csáth golpea la cúspide de su irritación en una frenética actividad contraria a la higiene psíquico que predica, intoxicando una vida con “listas tontas de autoengaño” y bragas teñidas de episódica euforia.

El diario de Géza Csáth. Géza Csáth. Nadir. Valencia. 2009. 163 páginas.