Esperando a Robert Capa

 

LIBROS - ESPERANDO A ROBERT CAPA (PREMIO DE NOVELA FERNANDO LARA 2009)Y Robert Capa no siempre llegaba…, a veces, Gerda Taro era la que cargaba la película y disparaba en simbiosis con Friedman, estrategia comercial que acaba por asfixiar a la fotógrafa. La truchita polaca sabe aguantar la brazada, pero el campo de batalla español sepultará sus veintiséis años de futuras instantáneas y dejará la vida en Brunete, espoleada al compromiso más inmediato cuando la República da ya sus últimas bocanadas. Su hermano Karl no podrá perdonar la muerte de la joven, aunque Gerda ya no estaba en cuadro.

Amor apasionado ya no queda entre la pelirroja y el exitoso Capa, un gitano húngaro al que Taro ha ido creando con sus manos, aprendiendo a tomar foco y aspirando el testimonio que la sala de revelado, a veces un lavabo, ofrecerá de la tragedia guerracivilista. El día del Temor de Dios la niña judía se vestía con sus mejores galas, pero nadie la preparó para el horror de las familias desmembradas al borde del exilio, ni para las pintadas en su apartamento parisino o el macabro cocimiento del capitán Flint. La persecución la acompaña en su escapatoria continua y en España decide no volver la cara al sol y situar la filosofía al nivel de los genitales.

Calles con nombre reasignado en función del tamaño de las balas que percuten incansables y caserones que albergan toda la malignidad que significa una liga de intelectuales antifascistas. En medio de la desolación, hay tiempo para calzarse los trajes de una España que han conocido del otro lado del visor y olvidar las siniestras recreaciones de la contienda con los milicianos de Alcoy, inesperadas danzas con la muerte.

Esperando a Robert Capa. Susana Fortes. Planeta. Barcelona. 2009. 236 páginas.