Deseo árabe e iconografía de la china comunista

Jerusalén antes del conflicto y la cultura del Argar

Jerusalén a principios del siglo XX, Alicante hace 4.200 años, los grandes popes de la cultura china comunista y un paseo por la obra de Mariano José de Larra, son nuestras sugerencias para esta agenda cultural con la que abrimos el año. Comenzamos con la muestra que hasta el 14 de febrero acoge la sala de exposiciones de Casa Árabe en Madrid, donde Al-Quds, la Jerusalén musulmana de principios del siglo pasado cobra vida a través de sus vestidos tradicionales, pertenecientes a la colección del embajador de
España Juan Durán-Lóriga e imágenes del archivo fotográfico de la École Biblique et Archéologique Française. La siguiente visita que les recomendamos vivamente es el “Laberinto de pasiones: amor y deseo en el cine árabe” con un ciclo de películas que se proyectarán en Almería y  Granada durante el mes de enero. Continuando con el imaginario popular nos iremos también a Barcelona, a la Fundación Francisco Godia que
exhibirá en primicia la obra del pintor chino Zeng Fanzhi, donde se recrea a los que fueron parte de la vida cotidiana en el país asiático, Marx, Engels, Mao, hasta el 11 de enero. Y cerramos nuestro recorrido en Alicante, con una recreación de la Cultura del Argar que podrán visitar hasta el 20 de enero en el Museo Arqueológico y en la Biblioteca Nacional de Madrid que celebra en segundo centenario de Mariano José de Larra.


Jerusalén que en 2009 fuera capital cultural árabe y siempre es noticia sale retratada en esta exposición que organiza Casa Árabe en Madrid con sus galas musulmanas, aquellas de principios del siglo XX. En ella, hasta el próximo 14 de febrero los visitantes podrán acercarse al patrimonio cultural de Al-Quds, nombre que designa en árabe a la ciudad israelí, a través de la vestimenta tradicional de sus gentes, gracias a las piezas
pertenecientes a la colección del embajador de España Juan Durán-Lóriga, y las imágenes del archivo fotográfico de la École Biblique et Archéologique Française. Una exposición que se completa con la proyección de “Jerusalén… la historia del lado este”, un documental de Mohammed Alatar (Palestina, 2008), sobre la ciudad en permanente conflicto de religiones.
Menos conflictivo es el tema de la muestra fílmica gratuita que Almería y Granada harán entre los meses de enero y febrero, porque con el título de “Laberinto de pasiones: amor y deseo en el cine árabe”, los espectadores podrán aproximarse a cinco títulos (Un vaso y un cigarrillo, Insomnio, Dunia, Marock y Rojo oriental) donde se abordan la cuestión de género y la sexualidad en el mundo árabe. Celos, infidelidad, placer y aventuras sexuales son algunas de las emociones que descubrirán los curiosos en las proyecciones en versión original subtitulada en español que se exhibirán en el Museo de Almería, entre los días 8 y 26 de enero y en la Filmoteca de Andalucía en Granada del 18 de enero al 22 de febrero.

La Edad del Bronce alicantina

¿Qué sucedía en España mientras en Grecia florecía la civilización? Ésa es la respuesta que podrá responder quien visite “En los confines del Argar: la cultura argárica”, una muestra que el Museo Arqueológico de Alicante ofrece hasta el próximo mes de febrero. La exposición enseña curiosas piezas datadas 4.200 años atrás como las enterramientos realizados dentro de tinajas, junto a alabardas, copas cerámicas y brazaletes, entre otros restos que constatan la complejidad de la sociedad argárica, recuperada
gracias al ingeniero belga Luis Siret y con enclaves como los cerros de la Virgen y de la Encina o Cabezo Negro y destacables yacimientos como el de Cabezo Redondo, con su tesorillo compuesto por cintas, anillos y otros objetos de oro. Una exposición con la que continuar el homenaje a Julio Furgús, sacerdote jesuita y creador del primer museo arqueológico alicantino en Orihuela. 
Y si Furgús nos introduce en la cultura argárica, Zeng Fanzhi hace lo propio con la China comunista en la Fundación Francisco Godia de Barcelona que hasta el próximo 11 de enero trae en primicia las piezas más queridas del autor plástico, donde figuración y abstracción se funden ante el espectador. Lenin, Marx, Engels, Stalin y Mao recobran sus dimensiones colosales propias del realismo socialista en la exposición del pintor de Wuhan, donde sus rostros serenos recuerdan los tiempos del Estado paternalista
onmipresente y la propaganda oficial que acompañaban al ciudadano cada día. Además de este espectacular montaje en la escalera monumental de la fundación el visitante podrá contemplar también el retrato de Francis Bacon mirándole desafiante con ese animal degollado colgando de su mano. 
Y no queremos irnos sin aconsejarles otro paseo, esta vez por la Biblioteca Nacional de Madrid que honra a Mariano José de Larra hasta el próximo 14 de febrero. “Larra: Fígaro de vuelta (1809-2009)” reúne ciento cincuenta piezas desde documentos autógrafos, libros, artículos, muebles, grabados, cuadros y grabaciones musicales relacionadas con el primer escritor profesional moderno de España con obras como “El Doncel de Don Enrique el Doliente”, que no les sonará de nada, salvo que recuerden que fue el regalo de compromiso de la princesa Leticia al príncipe de Asturias. Pero no busquen la afamada pistola con se dio muerte el Pobrecito Hablador, porque para eso tendrán que acercarse al Museo Romántico, que por fin, tras varios años clausurado por obras de remodelación, vuelve a exponer las intimidades de la vida durante el Romanticismo, con esas  camitas que ahora parecen de juguete, salones fastuosos y el encanto del drama para todos los amantes de la literatura.

(Publicado en ACTIVA)

Anuncios