Hollywood y la mafia

LIBROS - HOLLYWOOD Y LA MAFIA: LOS MAS SANGRIENTOS GANSTERS DE LA HISTORIA Y SU INFLUENCIA EN EL MUNDO DEL CINE“Mierda de paloma y soplón del FBI”…, tal vez era el mejor cumplido que un adlátere de la mafia podía hacerle a Mario Puzo: síntoma de que su radiografía del entramado no exageraba. Caballos muertos, que no descabezados, elementos del hampa como Giancana, provistos de puñal al cinto y una automática en el sobretodo, porque el Pedro Navaja de la canción no es sólo folclore musical. Retablos con figuras aquejadas de hamartia como la Monroe, viciosa de los placenteros enemas, el irreprochable Kennedy, chuscas como el Peraino que produce el porno chic de las “tragasables” Lovelace y Longy Zwillman y sus camafeos custodios del vello púbico de Jean Harlow.
El Sindicato y la América filmada se traban para ser uno cameo de la otra, influyendo los modos de hacer de estos señores del dolor sádico tal y como sugiere Pileggi, en audaces empresas financieras para emular el sonido negro del Cotton Club, donde Richard Gere es el Tarzán que toca jazz. Da igual que Scarface termine aleccionado por la ley para que el ciudadano medio no olvide que “el crimen no compensa”.
Aun así, siempre hay cadáveres que no encajan como la muerte por intoxicación etílica de Telma Todd, Toddy la Calentorra, donde sobran dos costillas y una nariz rotas, por ejemplo. La colina del cine resulta terreno fértil para la comunidad ítaloamericana de gángsters y cualquier Caan se descubre susceptible de quedar seducido por esos chicos violentos tan parejos a sus viejos amigos del barrio que “no eran exactamente panaderos”. Todos los elementos de una historia de acción para leer bajo el parasol.

Hollywood y la mafia. Tim Adler. Robin Book. Barcelona, 2008.
309 páginas.

Anuncios