La legitimidad de saberse libres

Por separadoCiudadanos. El nacimiento de la política en España, 1808-1869

Esta exposición comenzó, como está mandado, en Cádiz, aunque dos siglos después se ponga en duda si el grito aquel de “¡Viva la Pepa!” llegó a proferirse o no. Ahora, hasta el próximo 18 de abril estará disponible para el público en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid, coincidiendo con la conmemoración del bicentenario de la redacción de la Constitución de 1812.


La Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) y la Fundación Pablo Iglesias, con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid prepara esta muestra en torno a ese acontecimiento gracias al cual los españoles cobraron conciencia de ser ciudadanos como refleja el título de la exposición que cuenta con más de 200 piezas entre grabados, manuscritos, maniquís, láminas, estampas, esculturas, enseres, mobiliario, medallas y material hemerográfico, entre el que podrá descubrir las acuarelas de Gustavo Adolfo y Valeriano Bécquer, quienes ocultos bajo el seudónimo de “Sem” se atreven a disparar a lo más alto, contra la monarquía en esos “Borbones en pelotas”.
Todos estos objetos permiten al espectador intuir el caldo de cultivo en el que se cocina la insurgencia revolucionario de los liberales contrarios al absolutismo de Fernando VII que pasó de ser el Deseado al responsable de esa Década Ominosa que se cobró la vida de gran parte de la progresía nacional.
Les invitamos a completar esta visión con la que les ofrece el sitio web del Bicentenario de 2012 donde encontrarán desde imágenes y videos que ilustran convenientemente el ambiente de los doceañistas hasta test en los que medir sus conocimientos sobre la historia de las Cortes gaditanas.
…Pero volvamos a la exposición de la SECC sobre el proceso de desacralización emprendido contra los legitimistas a favor de las
libertades y que se traduce en un texto constitucional fundado en la voluntad del individuo, la igualdad frente al privilegio y una incipiente politización generalizada del pueblo que haya en la libertad de prensa el instrumento para defender sus proclamas antitotalitarias en eso que hoy llamamos opinión pública y gestar nuevas formas de sociabilidad no basadas en el uso consuetudinario, sino en el libre albedrío del sujeto que las colonias trasatlánticas aplicarán llegado el momento a sus movimientos de emancipación frente al Imperio. Todas ellas cosas pasadas de moda como verán, retratadas por artistas como Casado del Alisal, Leonardo Alenza, Mariano José de Larra, Mesonero Romanos y Benito Pérez Galdós, entre otros.

(Publicado en ACTIVA)

Anuncios