Revisitar el pasado para construir el futuro

Imágenes de un siglo en España: una mirada a la historia y la vida cotidianaAl ver a esta muchacha sicalíptica apoyada en el avión del cartel de la exposición uno se percata de lo mucho o lo poco que ha cambiado nuestro país. Por eso merece la pena contemplar estas “Imágenes de un siglo en España: una mirada a la historia y la vida cotidiana” que presenta la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales  en l’Alfás del Pi, Alicante. Un centenar de fotos que ya ha pasado por Segovia y recalará en Soria, Sitges y Madrid y donde se retratan 114 años de nuestra historia reciente, desde las veleidades del postrero colonialismo español a la multiculturalidad actual que invierte los términos. Para completar la perspectiva tenemos otra sugerencia en el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC) de Badajoz. Cuando se conmemoran 70 años del comienzo del exilio la exposición “Después de la alambrada. El arte español en el exilio 1939-1960, se adentra en los exilios geográficos, sociológicos, ideológicos y estéticos que desgarraron España. Hasta el 4 de julio. Otra de nuestras propuestas le llevará al Artium de Vitoria que acoge la muestra de Teo Sabando. El museo alavés exhibe hasta entonces una gran variedad de piezas creadas por el artista navarro con las que el espectador podrá conocer sus series “El Jardín del mismo día” y “El jardín del hombre pobre”. Y la última en el Museo Reina Sofía de Madrid que exhibe los “Desvíos de la deriva. Experiencias, travesías y morfologías” de Flavio de Carvalho, para acercarse a su humanismo visionario plasmado en su obra arquitectónica.

Un recorrido fotoperiodístico organizado por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales en l’Alfás del Pi, Alicante, a través de la mirada Díaz Casariego, Juan Guzmán, Hermes Pato, Ángel Esteban, Manuel Barriopedro o Dèsireé Martín, entre otros, con estas “Imágenes de un siglo en España: una mirada a la historia y la vida cotidiana” donde reconocemos los rostros de las cartillas de racionamiento en plena guerra civil y el de la supervivencia en el de El Lute, los ojillos vidriosos de los años del destape y los pelucones de los jóvenes durante la Movida, hasta llegar al terremoto de Haití. Hasta el próximo 4 de julio, con la colaboración de la agencia EFE.

“Después de la alambrada. El arte español en el exilio 1939-1960”, en el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (MEIAC) de Badajoz salda cuentas con los artistas transterrados a través de más de 150 piezas, procedentes de más de 70 colecciones públicas y privadas, que constatan la importancia del imaginario artístico de los exiliados tras la guerra civil y la Segunda Guerra Mundial. Obras no vistas antes en nuestro país de Remedios Varo, Moreno Villa, Manuela Ballester, Elvira Gascón y Martín Durbán, entre otros, en torno a dos ejes, el destierro en América y en Europa. Tienen tiempo hasta el próximo 4 de julio.

El MEIAC de Badajoz desentierra las voces del arte en el exilio en “Después de la alambrada”

Un poco antes, el 30 de mayo concluye la “Praxis”, de Teo Sabando en el Artium de Vitoria; una exposición que permite conocer la obra en proceso del autor conceptual. Fotos, libros, poemas, dibujos y cajas componen un microuniverso de un arte civil próximo a las vanguardias funcionalistas del siglo pasado en sus diseños que forman ya parte de la colección permanente del centro museístico vasco. Los espectadores quedarán inmortalizados manipulando los libros de Sabando, quien dos días por semana los recorrerá y contextualizará haciendo de la exposición un entorno cambiante. Tan mutable como la fisonomía de las ciudades, algo que apreciará si visita “Desvíos de la deriva. Experiencias, travesías y morfologías”, exposición sobre Flavio de Carvalho en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Sus bocetos, maquetas y textos transmiten una arquitectura poética de creadores que como Carvalho, Borchers, Matta, Bernardes, apostaron por el poder de la tecnología para auspiciar la reducción de jornada y con ello el aumento de las horas de ocio, en una sociedad articulada en forma comunitaria que defiende el “Manifiesto antropófago” de Andrade, en una heterotopía muy habitable, pero irreal en el sistema neoliberal.

 (Publicado en ACTIVA)

* La cita de última hora se la fijamos este viernes, a las 22.30h en el Teatre de L’Agrícola, Alboraia, Valencia, donde podrán asistir a “La sang”, una pieza brutal de Sergi Belbel, sobre la despiadada condición humana. Puedes leer la entrevista que le hicieron junto a Josep María Benet i Jornet en El cultural y para los seguidores de los nuevos creadores musicales, sólo decirles que si asisten estén atentos a la composición de Daniel Valiente, porque no será la última vez que oigan de él.

 

Anuncios