aRMÓNICO Protesto

Logor de Nis (Serbia)

Protesto,

porque lo más importante de mi está en vosotros.

Protesto, porque de tanto dar amor

lo hemos convertido en un sacrificio.

Protesto, porque estando solos,

compartimos el dolor como modo de terapia

y la vida está en la calle.

Protesto, porque en tanto miras

tu respuesta ante la vida,

pierdes la sensación de ejercerla y

banalizas con reflexión

lo que debiera ser encuentro.

Protesto por ser tú

quien estás ahí sentado, siendo yo

quien debiera escucharte…

¡me conoces más dentro de lo que

yo pueda interpretar de mis sonidos!…

y eso debiera bastar para transitar

de pie en la vida.

Protesto por el rumbo

de todos nuestros pensamientos,

que de estar anclados a un mismo eje,

arrancarían el hambre,

pero gravitan así desperdigados,

sin saber que son parte de la sombra.

Crees que no eres nada

y debieras ser protesta,

pero el germen de la queja se ha anudado

a ese sueño de conformidad que dentro tienes

y para nada ejerces tu batalla

cuando gritas a otros que protesten.

(Alicia González)