Los amores urgentes

La vida sin otros, la vida de los otros después de ti, la vida de los otros con otros, en un libro de esencias, sobre las distintas maneras de amar en las ópticas de amantes enajenados, hombres en terapia para abandonar el amor, arrepentidos de haberlo conseguido y retornados a la comodidad del hogar tras descubrir que en la iluminación que buscaban no había nada. El libro de Fernández Fermoselle son sucesiones de caminos a destinos imposibles que incluyen planetas desconocidos, tanto como el propio, y habitados por la obsesión cruel de la pareja.

Las antagonistas de estas vivencias, en clave de hombre en su mayoría, son mujeres de encuentros breves, otras de largo recorrido y esporádicamente tan sólo coños, pero astutos y rubios capaces de robarte una historia y de muertes sin conclusión, repetidas en el instante petrificado del golpe, de los ojos de una niña. En ese relato están los aprendizajes de los protagonistas, quizá uno en singular, lamentándose por el culo perdido que ahora aprovecha un tal Helmut.

Personajes dispuestos a ser ladrones de vísceras para no desaparecer, tendiendo maromas a los que conocen que el mayor egoísmo es el de poder seguir amando, hasta en la distancia, a esa mujer unida por el compromiso a otro, pero sólo reclamada por la eternidad de otro amor distinto, en boca de un narrador, perpetuo memorialista de bamboleos perdidos.

Los amores urgentes. Ángel Fernández Fermoselle. Kailas, Madrid, 2010. 183 páginas.

Anuncios