Todo lo que sé sobre novela negra

Todo lo que sé sobre novela negraEl deleite en el engaño que define todo un género, el de la novela de detectives, donde se terminan cumpliendo siempre, salvo excepciones como “El último caso” de Trent, las reglas del buen epígono de Comte, haciendo prevalecer la ley y el orden, aunque concediendo un plus de infalibilidad a los profanos, frente a los guardianes de la cosa pública. PD James destapa para sus seguidores sus reflexiones sobre esta narrativa criminalística y detalles sobre su modus dictandi mediante esas cintas magnetofónicas entregadas a la siempre eficiente Joyce.

Un modo de matar y de pensar en la muerte obligado de refugiarse en una Inglaterra victoriana ahora que el Estado asesina de forma masiva y que los amateurs han cedido protagonismo ante los profesionales de la deducción. La autora reivindica esta literatura de entretenimiento que se ha hecho mayor y trata con mayor realismo la brutalidad del crimen de hoy en día en una expresión narrativa centrada en algo tan incómodo y expuesto en nuestra sociedad mediática como la privacidad. Aversión, apetito venéreo, avaricia y amor, son todavía móviles válidos como lo fueron en las historias de Dorothy L. Sayers, Ágatha Christie, Sara Paretsky, Raymond Chandler, Margery Allingham, en una construcción donde han ganado peso los personajes, antes casi caricaturas al servicio de una trama en este reto intelectual donde para PD James no todo –la tortura de un niño, por ejemplo- vale, por muy crudo que se volviera un hard-boiled pasado de rosca.

Todo lo que sé sobre novela negra. P. D. James. Ediciones B, Barcelona, 2010. 182 páginas.

Anuncios