mANÍAS

Cada poco estoy atrapando pájaros,

con deditos minuciosos.

La voz en las redes…

Uno se acostumbra a encarcelar al débil,

a hostigar al que aletea.

Y la piel se le hace zurrón

y uno empieza a pensar

en lo fácil que es desollar

con el silencio de fondo.

(© Alicia González)