Escaparates

 A veces, al trabajar, uno se vuelve pequeño, o al menos debiera hacerlo, especialmente en profesiones como ésta donde la vanidad nos sale por los poros. Sin embargo, en muchas de nuestras apreciaciones entra más el cálculo que la espontaneidad.

Anuncios