Abalorios nº1

Autora: Ana Marcos. Todos los derechos reservados

¿Qué plantarías en la reja de un centro comercial? Un puñado de flores. ¿De dónde sería la maceta que las contiene? Seguramente de una tienda de un todo a cien de los chinos. ¿Quién te dice que no podrías regarlas tú y colgarlas desmañadamente sobre esa pared infinita que son los residuos de todos, la cartonería que acompaña nuestras buenas obras, los abalorios de la bondad que son las compras navideñas? Blanco, pero manchado, rojo caligrafiado, un negro perdido que es gris y el ocre de las cajas muy de fondo. No queda ya sitio para la verdad ni la naturaleza, las flores que contemplas son esqueléticos racimos de pega, postizos de diversión en un vestido de noche que ya no usas.

Anuncios