cON rOTRING dEL 0,3

P1130679Las ciudades reacias me han enseñado a dominarlas con la precisión del acróbata. Uno se sumerge en la diversidad y llega a comprender que sólo en el incógnito existe la realidad oficial, la permitida, la única que uno puede hacer consciente sin mellarse desde adentro, sin tener que mirar atrás para respetarse.

Luego, queda la ignorancia del no reconocerse, del ocultarse en los otros durante la travesía del autobús, la indiferencia del camino a casa y la soledad del Kit-Kat como sustituto de una comida a medias.

Como no hay mudanza, el proyecto de hacerse y tocarse como verdad llega a ser una utopía enmascarada, postergada en el tiempo hasta que el revestimiento de lo tangible se hace uno contigo.

Entonces, no te queda más remedio que conversar de lo mismo, procurar ver lo mismo, reflexionar de lo mismo y transcribirte como lo único. Debes controlarte y refrenar todos tus impulsos de sinceridad, porque no te convienen y en esa vida que es otra, pero sigue siendo por otra parte tuya, has de ser más convincente por sumiso.

Anuncios