Las debilidades de un pecador más

5TheLastDaysSantaClaus Por si a alguno no le ha traído nada Papa Noel, que sepa que todos tenemos debilidades, o por lo menos eso es lo que parece decirnos Biljana Djurdjevic con esta imagen de un San Nicolás derrengado después de entregar los regalos, o antes, que quizá ahí está su pecado. A veces como a Santa Claus hay que despojar a nuestros ídolos de sus ropajes para ver que son como nosotros, que los suyos son nuestros vicios y que su grandeza muchas veces deviene de la mirada admirativa que nosotros ponemos en ellos. Lo mismo como indica el título su pecado mortal es la pereza que comparte con muchos por estas fiestas en las que se nos va la cabeza gastando lo que no tenemos en lo que no necesitamos. O tal vez alguna víctima de su humor macabro ha decidido darle un escarmiento por traerle un año más esa colonia para alejar insectos.

La verdad, es que yo no lo veo muy muerto, tal vez un poco agotado y puede que moribundo, pero con capacidad para revivir si hace falta, siempre que no le expongamos a unas ansias desmedidas de conseguir deseos materiales. Lo que sí me ha sorprendido es su desnudez, porque todo lo relacionado con la religion siempre ha tenido un punto de ocultación de lo sexual como si los santos lo fueran más por haber prescindido de sus pulsiones, cuando la santidad seguramente radique más en saber cargar con todo el equipaje y saber distribuirlo sin dañar a nadie. Pero claro, es más fácil negar el sentimiento que lidiar con él. He visto que la barriga no es ficticia, pero sí menos prominente de lo que aparece en las ilustraciones infantiles y eso puede indicar que su insatisfacción sexual la suple devorando todo lo que pilla en las mesas de los durmientes.

¿Por qué no se relaciona con las personas a las que visita? Es de esa gente que le gusta agasajar a los demás, pero un poco asquerosito en el trato directo, le da aprensión el posible contacto físico. Lo mismo por eso lleva guantes… Desde luego, el atuendo no es el más adecuado si lo quiere es pasar desapercibido. ¿Oculta su aspecto un niño demandante de atención que se refugió en una existencia huraña y que una vez al año quiere ser el centro de los focos?

Anuncios