La voz de la calle

P1160193Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente.

“[…] el gobernante no es el hombre que goza y que se prepara un porvenir de dicha y de ventura; es, sí, el primero en el sufrimiento y en el trabajo, y la primera víctima que los opresores del pueblo tienen señalada para el sacrificio”.

(Aviso para quienes viven en la impunidad del puesto  y olvidan que el pueblo será necio, pero no desmemoriado. Mientras ellos recuentan sus caudales, 158.001, 158.002, 158.0003, recomiendan con santa desvergüenza desde el atril contención).

 

Anuncios