La voz de la calle

P1140598Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (Año nuevo, retos nuevos para personas que no se achantan. Están los que se quedan en el campamento base y los que se arriesgan en el ascenso. Lo peor, que al hacer cumbre te empuje otro montaña abajo para adueñarse de un éxito de equipo.  Si eso ocurre, no te inquietes, salvo que al despeñarte mueras, cosa improbable, porque siempre hay técnicos de salvamento, podrás volver a escalar otros picos, el arribista sólo sabe crecer a remolque de otro y no cuenta con iniciativa suficiente para alejarse del calor de su tienda de campaña. Eso sí, logrado el triunfo será el que mejor venda sus logros a los patrocinadores. Pero ahí es donde debes distinguir entre ser deportista o medallista. La constancia, el esfuerzo y la disciplina son valores por si mismos y tu recompensa es la satisfacción, ésa que sorprendentemente tanto menciona el Rey en sus discursos y entrevistas. )

Anuncios