El día anterior al momento de quererle

garcía La ley de la naturaleza se despliega en poemas de la existencia -mientras el tiempo se agota- y sólo la escritura expone el ansia de la soledad mediante acertijos semejantes a los dédalos de un zoco magrebí. Las raíces de la autora, “seres dulces como ángeles” -jugando en fuentes blancas, hoy síntoma de la tristeza- se insinúan a través de oscuros edificios.

Su intuición de lo inaprensible en cambio, se refugia en el mundo agujero donde todo se inicia, desde una mirada profundamente femenina, desolada a veces por el pasado, febril en aquellos instantes en que Concha García percibe en la blancura de la sábana episodios que comparte con el lector, definiendo el amor como algo que no es “contenido, ni razón, ni proyecto, ni recuerdo”, al zafarse de falsos conceptos cargados de rencores y de ese anclaje temporal que nada significa en esta recopilación de imágenes poéticas.

Los muertos antiguos que somos según la escritora observan a las generaciones nuevas y desentierran el pasado, perdiendo el rastro a la figura cambiante, la misma que detecta en aquel yo que anotaba el verso de Montale, tan distinta a la que en el último poema deja constancia de sus prioridades, vidas, cuerpos y dinero y de esa nada que habita en los museos.

Alicia González

El día anterior al momento de quererle

Concha García

Calambur. Madrid, 2013

90 páginas

10 €

Anuncios