“Quien gane Siria habrá ganado Oriente Próximo”

mario Entrevista a Mario Cuesta Hernando, autor de “Por encima de mi cadáver”

Llegó a Damasco con una beca de tres meses y ahora su vida está unida a los afectos que dejó en un país en guerra, donde se han desdibujado la modernidad y alegría que acompañaron su estancia. “Claro, eso se ha perdido, el conflicto se ha convertido cada vez más en una guerra sectaria y ahora mismo la comunidad siria, la de Oriente Medio está completamente desarbolada y es un sálvese quien pueda”.

El que muchos refugiados se hayan marchado deja el país a merced de los radicales…

El que se queda es el más pobre, el que no puede desplazarse. La gente con estudios superiores se ha ido, porque tiene más facilidad para conseguir una beca, como manera de tener un visado, algo que cuando eres sirio se lucha con los dientes. Los que se quedan son más fáciles de manipular, con lo cual están deseando que alguien les traiga un discurso de futuro y dinero.

¿Los agravios comparativos de Occidente se traducen en estos movimientos tan violentos?

Sin duda hay en gran parte de la población una mirada de desconfianza hacia EEUU y Europa, eso se suma a que los gobiernos de la región, Sadam, los Assad, Mubarak en Egipto, por supuesto Arabia Saudí, el rey jordano, son totalitarios y tampoco se han preocupado mucho de elevar el nivel crítico, cultural y educativo de su población, porque era la forma más eficaz de mantenerlos controlados.

Descartas que el califato se instaure permanentemente y cierre el país a los occidentales…

No lo sé. Desde hace cien años están arrastrando decisiones tomadas por los europeos: en el acuerdo Sykes-Picot se establecen las actuales fronteras negando lo que se les había prometido a los árabes que era la Gran Siria. Y luego además está la instauración de Israel por parte de Inglaterra, porque quería un gobierno amigo que defendiera el canal de Suez, clave para acceder a la joya de la corona, la India. Todo esto ha generado muchísimos conflictos. Además Irán y Arabia Saudí quieren imponer un imperialismo próximo. Lo que está habiendo en Oriente Próximo es una segunda guerra mundial en la que el EIS está jugando el papel de los nazis… Hay una gran masa suní que se ha sentido durante un tiempo abandonada, tanto por el gobierno de Bagdad como de Damasco. Son los que están más hartos, gente no muy preparada a la que llegan unos luchadores muy armados y con un montón de dinero y les dicen  ‘vamos a crear aquí un estado en el que vosotros tengáis algo que decir’…

A diferencia de los Balcanes, la de Siria es una guerra sin testigos por el terror…

Los Balcanes eran Europa y el mundo pensaba que después de la segunda guerra mundial se había pacificado y nos dimos cuenta de que estaba habiendo una guerra tremenda y terrible. Por la proximidad Europa se volcó. Siria no le importa a nadie, porque no hay recursos ni ningún lazo emocional. Si esto pasase en Jordania, EEUU se volcaría, porque ha sido su aliado toda la vida. Siria es una pieza clave en geoestrategia, porque es el único país que le hacía frente diplomáticamente a Israel y facilitaba el armamento a Hezbolá y por eso quien gane Siria habrá ganado Oriente Próximo. Uno de los columnistas más importantes del NY Times publicó que el mejor aliado de EEUU en la región es el Estado Islámico y que la diplomacia tenía que cambiar, porque el enemigo real es Irán y el único que le está haciendo frente es el Estado Islámico. ¡Tú fíjate lo que le importa a Europa y EEUU el sufrimiento de los sirios! ¿Dónde quedan sus vidas?

¿Cómo has conseguido distanciarte humorísticamente en el libro? ¿Te lo pedía el hecho de conocer gente allí, era tu forma de defender sus vidas?

El libro lo escribí en 2011, justo cuando empieza la guerra y todavía había espacio para soñar que no iba a haber guerra, que iba a durar muy poco, por eso luego añadí un apéndice en el que todo es diferente, un poco más duro. Hasta hace poco tenía esperanza de que todo iba a cambiar, ahora soy más pesimista, sobre todo por el horror que estamos viendo. Últimamente creo que lo que va a ocurrir es una especie de segunda guerra mundial con todas las consecuencias positivas que tuvo para Europa: reconfiguración de fronteras sin ninguna duda y conciencia de que seguir atendiendo a la religión y al sectarismo les va llevar al apocalipsis y como eso no puede ser, cambiarán el discurso. Después de esta guerra que va a ser larga y muy fea viene un momento muy bueno para Oriente Medio.

Alicia González

Anuncios