Las sombras

LAS SOMBRAS JUANA CORTES Hoffnung, es muchas cosas, pero no un lugar para la esperanza. Es el despropósito soñado por Karl von Moritz, el desquiciamiento para el arquitecto Chardonnay y el espacio de los juegos infantiles de María, observadora de los vecinos y de una vejez que se aproxima de la mano de Mark, sus únicas raíces.

Pese a lo grandioso de esta mansión en Hondarribia -una ciudad que “huele a orines y sardinas, salvo en las vísperas de nupcias que huele a moras”, los recuerdos para María son los de la madre planta, Amanda, “poseída” por un dragón goloso que ahuyenta a bocados a la cuidadora y la Roca, Friedrich, ese padre trastornado por una casa de la que hay que saber huir a tiempo, aunque fuera estén el mar, la lluvia que te pudre el corazón y el Liebre que acecha a los niños.

María tendrá que aprender a domar sus monstruos y los de Mark, víctima colateral de las tropelías del dr. Rascher y sus secuaces durante la Shoa, además de hacerse cargo del fantasma de Karl en el hotel del lago Como donde los malos augurios -ovejas en llamas como teas ardientes- se suceden. Todo ello bajo una nueva identidad, para quienes conocieron a Mario, en esa suerte de Manderley del País Vasco que es la mansión familiar donde quedó enterrado su pasado al tiempo que la niñez se quebraba brutalmente con la muerte de Gabriel, su amigo y pasaporte a un exterior violento -de mentirijillas cuando jugaban a que eran integrantes de la Red Comète- y no tan ajeno a la locura, prohibida en Hoffnung.

 

Las sombras

Juan Cortés Amunarriz

Edhasa. Barcelona, 2015

354 páginas

19,50 €

 

Alicia González

Anuncios