Botchan

Botchan Temerario y despreciado por sus padres un desgraciado chaval sobrevive dispensando violencia sin freno. Su única defensa, Kiyo, una abuela venida a menos. Y aunque los estudios son los que hacen a la gente permeable al cambio, el protagonista, aupado por la fantasía de su aya gasta el apaño de su herencia en tres años de carrera infructuosos.

Al término de los mismo, este señorito, botchan, marcha a dar clases a un pueblecito infame, Shikoku, pese a saber poco de caracteres para redactar y estar disconforme con el destino. Allí, sus compañeros de claustro, Mapache, Camisa Roja, Calabaza, Bufón y Puercoespín terminarán de desanimar al facundo tokiota, obligado a combatir con esos bonsais retorcidos que son sus alumnos. Para ellos es Toalla Roja, por su afición a los baños termales.

Su despiste permite a los indisciplinados chavales tomen revancha e inspeccionen su voracidad con la tempura, su afición a nadar en las termas y a los establecimientos de dudosa fama como las tabernas de soba o dango, llegando a reventar su, en principio plácida, noche de guardia con una sorpresa en forma de langostas en su cobertor. Las travesuras harán dirimir al claustro con la peculiar moral japonesa de la responsabilidad las acciones que merecen los incidentes. Entretanto el patán que es Botchan se precia de no saber quién es Gorki o una Madonna o placeres espirituales más cercanos como el “Furu ike ya…” de Basho, prueba de esa educación de Kiyo para la que “más allá de Hakone sólo hay monstruos”.

Alicia González

Botchan

Natsume Soseki

Sushi Books. Vigo, 2016

182 páginas

 16 €

Anuncios