La flor del baobab

baobab Las heridas de la palabra se hacen con cuchillos romos, que hacen más daño. Divna Nikolić ya ha debido probarlos, porque en el pórtico del libro pide volver a la inocencia infantil, ausente de recuerdos entre los que se cuentan “mojadas banderas a rebosar”.

Esa inmensidad que espera la escritora serbia querría “borrar las sombras”, responsables de convertir en moribundos girasoles y aves del paraíso con plumas de hierro. El tiempo como desolación por un pasado que pesa y un futuro que no repetirá los buenos momentos. Y en esa línea de dolor llega de repente el quiebro, “confianza” con la que se rompen las reticencias, aunque el miedo permanezca (“dejemos las cosas tristes, /entrarán olas / cuando me olvide / de cerrar la puerta / tras la ilusión”). Aun así la poeta y mosaiquista ensilla su nuevo dragón para entrar por las ventanas multiplicadas de los días y confirmar la promesa de un amor que ya intuye puede volver a hacer su alma “otra vez /  como un arpa”.

El telar más fino de la escritora se forja a hierro y fuego, porque ella está “de guardia / en la frontera /  donde acaban los sueños de mediodía / y empieza lo que ya no se espera”, Prefiere ser el sueño de aquel que conoce cómo tejer el kilim para cubrir el dolor. Tal vez presagiar el desastre no ayude a amplificar el presente y esa incredulidad obligue a madurar en esos prados donde la poeta siembra su patria.

Alicia González

La flor del baobab

Divna Nikolić

Uno editorial. Albacete, 2016

168 páginas

15 €

Anuncios