Trescientos poemas de la dinastía Tang

tangManual de texto según el Literato Solitario del Estanque Fragante con lo más selecto de la dinastía que mejora la antología de los mil maestros y habilita como poeta a cualquiera.

La naturaleza toma la palabra, junto a las damas que han perdido el favor del monarca en el poema de Bai Juyi, en un libro lleno de paisajes de los que complacen a los belicistas: “No queda nadie para recoger / las tiendas abandonadas. / Sólo un caballo sobreviviente relincha / triste bajo una bandera destrozada”. Versos de Zhang Ji sobre la guerra con el Tibet que nos trae a la memoria el caballo despanzurrado de Dix y episodios históricos de persecuciones que acaban con la captura del rival en un pozo, pero abrazado a la favorita (Zhang Tian).

¡Quién viera de nuevo abrirse “las nueve puertas bermellón de palacio” en aquella audiencia matinal! Grandiosidad y fasto que conviven con la mala fortuna de Li Guan, antes héroe, hoy vendedor de sandalias, pero decidido a empuñar sus armas y “a tensar de nuevo su arco / contra el comandante del enemigo” para defender a su emperador. Si le gustó “La frontera azul” éste es su libro: en él escuchará los “lamentos en el gineceo” de la que abandonó el marido “por los honores y alto cargo” o la “tristeza de viajero” que “el sol moribundo aumenta”. Poemas que evocan la rendición de una plaza fuerte en los versos de Liu Yuxi y concitan a observar la figura inconmovible de los montes, mientras el poeta dice “En la vida, ¿cuántas veces / nos conmueve el pasado?”.

Alicia González

Trescientos poemas de la dinastía Tang

VV.AA. (Literato Solitario del Estanque Fragante)

Cátedra. Madrid, 2016

576 páginas

18,40 €

 

Anuncios