Otras maneras de usar la boca

 

kaur.jpg Afecto que es hambre aprendida, “de cuando / su padre devoraba a su madre”. Versos de mujer-ofrenda para quienes encuentran la plenitud en la fragmentación del otro. Y ese otro es la mujer vista como “parada técnica para los hombres”, pero nunca permanencia, nunca entrega sentida o la niña manoseada, necesitada de terapia contra el abuso. La busca de ese padre identificado con la autoridad en la vida y en el lecho conduce a la narradora punjabi-sij a repetir el patrón en las sucesivas relaciones. Eso sí, la distinción entre amor y sexo le queda clara, no tanto la definición de seguridad. Manual pormenorizado de los sentimientos que experimenta una persona violada, la dificultad de no elegir ser tóxicos en las interacciones personales, la deshonra que aún supone para la familia que la mujer decida en contra del mandato de la tribu. Libro para valientes, con tintes de sororidad, que conviven con la tristeza, pero sólo en aquellas partes que fueron mancilladas, porque el saberse violentado “no / terminará contigo”. A partir de ahí se persigue el propio espacio y con ello se pierde en belleza y gana en opinión, aunque siendo fémina, la condición de invisibilidad, el desprecio imponen la creencia de que una está vacía. Diosa pese a todo que aprende a querer “queriéndome a mí misma”, llenándose de sentido para poder aceptar a quien toca sin tocar, después de sufrir a quien no debió hacerlo. Poesía experiencial, de ilusión de desahogo, de exorcismo al desamor y la separación por supervivencia escrita desde la ternura, incluso en la peña y el daño de un amor de ida y vuelta. Las listas de tareas, la reflexión sobre las maneras de la ingenuidad o la marcha tienen un toque de libro de autoayuda, de diario para abrirse al dolor y superar la dependencia. Por eso ése “enamórate / de tu soledad”.

Alicia González

Otras maneras de usar la boca

Rupi Kaur

Espasa. Barcelona, 2017

216 páginas 

14,90 € (Comprar)

Anuncios