Sobre la grama

grma Vadim creó a la Bardot y la nicaragüense en este poemario tropical bendice su sexo. La plenitud de la mujer que corre “untada de grama y flores machacadas” se exhibe frente al lector deseante de un retorno a lo natural, al estado salvaje en que cada hembra se toca toda, reconociéndose en el alejamiento de lo cotidiano, “construyéndome con mis deseos y mis necesidades”. Desde ese punto de partida de aceptación y conocimiento propios, se desvela en visiones dichosas o en símiles de un enraizarse cuando llega la depresión, dependiendo del animus que inspira el verso. Y en esa Biblia que escribe para transcribir la pasión Gioconda nos hace iguales a hombres y mujeres con sus poemas declarativos de un amor que “me da esa sensación caliente que te lleva y te trae” y de una soledad que nace “por debajo de las uñas, / el hueco de un sacabocados en el pecho, / el recuerdo y el ruido dentro de un caracol”.

Ante el paso del tiempo el cuerpo acobardado vive en el ayer, brotando bajo ese ciclo de la destrucción pasado el desquiciamiento de la desnudez. La Belli escoge el mundo donde plantar su semilla y el color, verde, con el que leer muchos de estos poemas para vagar desafiando “el aire que nos corta el paso”.

Alicia González

Sobre la grama

Gioconda Belli

Navona poesía. Barcelona, 2017

134 páginas

14 €

Anuncios