¿A quién perjudica la igualdad?

Reproduzco un debate que se ha seguido hoy en la red profesional por excelencia, LinkedIn, a raíz de un comentario de una técnica de Igualdad y en el que he participado. Cuando una se encuentra en búsqueda de empleo tal vez debiera seguir los consejos sobre el comedimiento que procede para no herir ninguna sensibilidad,…

El grito seco de la Tierra

He visto arrancar con brazo decidido las piedras fundacionales de una relación. Perdón, empiezo de nuevo… Esta mañana he visto una exposición de Joanie Lemercier donde un brazo mecánico arranca con precisión, sin miramientos, brutalmente los arcos, los remates, las paredes de una iglesia, la de San Lamberto en la localidad alemana de Immerath.

La historia nunca contada de las mujeres que escribían

(artículo ganador en la XIII edición del premio Carmen Goes de Periodismo y Comunicación y finalista del I Premio Revbela de Comunicación). El proyecto BIESES recupera autoras silenciadas desde el siglo XV ¿Acaso los narradores de la guerra de la Independencia, opinan como Tucídides que de la mujer no debe hablarse ni bien ni mal?…

El delito de pedir justicia

Crulic, el camino hacia el más allá Hora y media, apenas es lo que dista Oświęcim de Cracovia, pero nada parecían haber entendido los habitantes de la ciudad polaca de lo que significaban aquellos cuerpos esqueléticos de los campos de concentración nazis: el fruto de la pasividad y de volver la mirada hacia otro lado….

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (Año nuevo, retos nuevos para personas que no se achantan. Están los que se quedan en el campamento base y los que se arriesgan en el ascenso. Lo peor, que al hacer cumbre te empuje otro montaña abajo para adueñarse de un éxito…

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (Recordatorio: buscar la humanidad en el trabajo y un trabajo para cada ser humano. ¿O acaso no ven cierta humanización mimética en las formas de esa maquinaria que nos imita, queriendo hacernos más fácil la pelea de la labor? Hemos olvidado a las…

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. “[…] el gobernante no es el hombre que goza y que se prepara un porvenir de dicha y de ventura; es, sí, el primero en el sufrimiento y en el trabajo, y la primera víctima que los opresores del pueblo tienen señalada para…

Escaparates

Encuentro un sobresalto entre estos dos volúmenes, parece que se miran de poder a poder: por un lado, la gente común del mamotreto de la derecha, por otro las ilustraciones de esa Biblia.

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (Y creo que no se refiere a que te pases por un centro comercial)

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (Esta inscripción en una pared madrileña podría estar clavada en un juguete de aquellos antiguos, un juego articulado de madera sujeto por remaches en los extremos o en una ruleta, porque las tres palabras parecen poder colocarse en cualquier orden y seguir teniendo…

Escaparates

Nos ponemos una chapa en la solapa como el que se adorna el cabello con un prendedor. La ideología hace ya mucho que se transformó en un instrumento de identificación social, algo con lo que sentirse parte del grupo y no tanto un argumentario dotado de contenido. Necesitamos tantas chapas distintas como señalizadores de nuestra…

SEGURIDAD SOCIAL

Me preocupas tú y todos los renuentes a hablar, los que os habéis acostumbrado a no gritar y ocultáis la cara cuando os llaman para dar un paso al frente.

Montar la revolera

El aire y la inminencia de la acción, es lo que me encuentro al repasar la obra del artista coreano Do Ho Suh. Una acción que se intuye catastrófica como en este caso o al menos así lo leo yo desde mi pensamiento tremendista, viendo a esos hombrecillos a punto de ser aplastados sin compasión…

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (A este paso, dentro de poco ésta será la única I+D que tengamos en España).

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (La marea verde en Irán ha quedado desvaída. ¿Es Occidente responsable de que los movimientos de género se asocien a conceptos cargados de un concepto peyorativo como el comunismo? ¿Podemos ser las mujeres algo más que seguidoras de ídolos ajenos? ¿Es necesario diversificar…

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente.

Escaparates

Regresan los zurcidos, las costureras, la charleta y el crear para consumir.

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente.

De fiesta en la protesta

“No nos movemos, no nos movemos”, gritaban en la calle los manifestantes sentados sobre el frío suelo de la plaza. Lentamente una máquina quitanieves empezó a arrastrar hacia la derecha a los que protestaban. El paisaje quedó despejado. Los pocos que quedaban aun en la calle se miraron satisfechos: habían conseguido hacerse oír. Ya podían…

Escaparates

Estos uniformes no han dejado de estar presentes en el Barrio de Salamanca. Lo que pasa es que hasta que llegó la crisis más de uno pensaba como Rafaela Aparicio en eso de “¡Cómo está el servicio!”. Gracias a Lehmann Brothers y sus ejércitos de la liberación obrera podemos volver a exclamar: ¡Vivan las interinas!

Escaparates

Perros menos dóciles proliferan por las calles…

Creencias portátiles para sociedades con prejuicios

“Velos convertibles: Negociando las identidades musulmanes en Occidente” una exposición de Azra Akšamija en el MIT Más allá de la amenaza que supone para algunos la construcción de una nueva mezquita en los países occidentales -no tan feroz como la edificación de macrocomplejos destinados al fomento del juego o al consumo masivos-, sobre todo en…

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (Si los niños y las niñas pueden, ¿por qué los mayores no?)

La liturgia de la calle

Iba golpeando metódicamente a todos y cada uno de los muchachos. Con los ojos en blanco se sabía inspirado por Dios; el brazo ejecutor de una misión imposible de explicar. Su entrega quizá mereciera una recompensa o tal vez el más agónico de los desprecios. Daba igual.

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (En una calle de Valencia, barrio de Ruzafa. Hacer extensible a la ciudad que se desee)

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente.

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente.

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente.

La voz de la calle

Lugares que ya no están, voces que desaparecieron. Como la vida misma.

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente.

La voz de la calle

Recopilación de signos y símbolos que enmudece el clamor del ruido ambiente. (Porque alguien tenía que defender a ese ser vivo, denunciando su desaparición).

¡A comer!!!

Quizá no comparta muchas de las decisiones de estos últimos años, quizá incluso alguna de ellas me haya hecho indignarme, pero tengo claro que si no participo en el proceso político votando no podré reclamarles coherencia, rigor, honestidad, como hace Leo Bassi en sus denuncias bufonescas, porque yo habré elegido que sean otros los adultos…

Escaparates

¡Lo mismo este bombero cobra y protesta menos! ¡Como se entere el alcalde, se acabaron los problemas! Para los de fuera… (Leer)

¡Cuánta basura compramos!

Y mucha no viene envuelta. ¡Cuánta basura dejamos que nos ofrezcan  para que muchos hagan negocio, de forma mucho menos honesta que Reginald, con ella a costa nuestra!

Por mucho que la crisis arrecie…

“Never doubt that a small group of thoughtful, committed citizens can change the world. Indeed, it is the only thing that ever has” (Margaret Mead)

Tal como está el mercado laboral…

Un clásico que nunca de tener actualidad y no únicamente para los politoxicómanos del amor. ¡Con cariño para nuestro Gerardo que se nos va!

Que yo ya no me acuerdo de ná…

El PP con la desfachatez que le caracteriza difunde en Cataluña panfletos contra los inmigrantes rumanos del mismo modo que en 2008 escondía el bulto ante el percance sufrido por este trabajador en sus dependencias. Efectivamente, lo mejor hubiera sido no legalizar a los extranjeros que estaban en nuestro país, porque cotizar, cotizan, pero les…

Yo no soy racista, pero…

Leo hoy la historia de Miwa Buene y el título de este post que tenía pendiente cobra una escalofriante actualidad; cada vez que alguien quiere exculparse ante los demás, pero sobre todo frente a su conciencia por una conducta inapropiada y susceptible de ser calificada de racista o xenófoba recurre a la frase de Quasimodo refugiándose en Notre-Dame y…

¿Cómo me pongo en marcha?

Porque es muy fácil denunciar con las manos quietas… En estos días en que Kirguizistán se convulsiona por los enfrentamientos interétnicos, veo un reportaje sobre la Operación Cóndor y escucho esas declaraciones de Figueiredo pidiendo olvidar y pienso que esa es la vía más directa para la aceptación y la consagración de la injusticia.

La justicia española consagra la venganza

Conseguida la suspensión de Baltasar Garzón, en España se produce una curiosa ceremonia de celebración que une a los ultraderechistas del “sindicato” -ya que a Intereconomía le gustan tan poco que empiece por acabar con éste- Manos Limpias a la banda de izquierda abertzale, perseguida ferozmente por el juez más mediático de nuestro país.

Los muertos que nos roban la identidad

Lo que más impresionaba de la manifestación a favor del juez Garzón no era la cantidad de gente de izquierdas en una manifestación, porque ya se sabe que la derecha suele ser más activa en esto de protestar cuando los que fallan son los otros, mientras que los progresistas prefieren desfogarse en la crítica interna…