El peor lugar del mundo

  Llegué a Oświęcim (Auschwitz) en las peores condiciones posibles. El trayecto desde Cracovia se hacía en 2006 en uno de esos autocares interurbanos de los que en España ya habíamos retirado hace dos décadas: tapicería de skay en los laterales y un tejido que imita a un terciopelo duro que rasca la piel hasta…

Mojar los labios en el vino de Hermann Goering

No se sabe con seguridad pero si las malas lenguas no dicen mentira, una de esas 2.000 botellas podría dejarle un amargo regusto al apurar su copa. Se rumorea que las bodegas de Cricova, en Moldavia albergan los caldos de la colección privada de Hermann Goering, lugarteniente de Hitler y morfinómano irredento. El hedonista y…

Un baile fruto de un tropiezo

La tradición de abrazarse: el sirtaki Cierren los ojos y piensen en Alan Bates diciendo aquello de “¡Enséñame a bailar!” (no, no hay ningún banjo en la escena, si acaso podría haber un bouzouki. ¡Borren esa imagen, porque el que se les ha colado es Micky con su canción eurovisiva de estética camp, “Enséñame a…

Abre bien los ojos: Un paseo por Jajce

Jajce es uno de esos lugares donde la omnipresencia de sus espléndidas cataratas, oscurece la belleza de enclaves ocultos. Es cierto que las aguas del Pliva dibujan un paisaje en el que es imposible superar a la naturaleza: los 22 metros de altura de caída de las cataratas –las sextas por dimensiones del mundo- golpean…

El aliento de la muerte

¿Qué me queda por preguntar a Saramago? Con frecuencia el periodista atesora nombres de posibles entrevistados a los que guarda en la cartera de los pendientes, esperando en algún momento poder tacharlo y algún día enseñarlo como las madres muestran las fotos de los hijos a perfectos desconocidos.

Oaxaca sicalíptica

Tautologías. Los niños son niños, los ancianos son ancianos. Las niñas se aderezan con moñetes de colores y las abuelas no se abandonan en residencias asépticas. La ancianidad de estas mujeres depositadas como fardos sobre las aceras, a veces con los pies ocultos, brotando casi, sin siquiera arfar, es un paisaje de un envejecer visible…

Escaparates

En los que quedarse… Cracovia-2006

Escaparates

en los que quedarse o de los que huir, según lo que busques en Alicia y sus secuaces…

Escaparates

de los que huir, salvo que seas un guiri… Cádiz-2009

El miedo fue más fuerte…

Quisimos armar a una sociedad y liberarla del miedo, pero el amor a la seguridad siempre es más fuerte que el afán por otorgar la libertad a los otros.

Los materiales de la nada

¿Qué se necesita para crear? Realmente para llenar las manos de nieve roja sólo estar dispuesto a pisarla. Hay cientos de razones por las que una tarde puede estar completa o intentar formarse una y otra vez como un puzzle de piezas que no encajan. La oración de quien se sienta a operar nuevos mundos…

Alegres compras

En estos días de alegre consumismo, vale la pena recordar una instalación del MUSAC leonés en la que el autor había recreado a modo de ciudad sobre un triángulo la distribución jerárquica de edificios y calles. Su materia eran rodamientos, botes de laca, tapas, tuercas, enfrentándonos ante la estupidez de nuestra arrogancia con un redimensionamiento…

Código para una duda

  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20   cod   1 13 14 1 8 10 13 11 12 13 1 9 7 5 9 14 12 13 2 13 12   1 dusk pink 2 9 8 13 6 4…

Atreverse a ser el primero

Yacimientos, fortalezas y monumentos casi privados Dentro de poco quizá sean socios comunitarios. Para eso tendrán que andar un largo trecho, algo más dificultoso para los albaneses, pacientes sufridores de una escarpada orografía que, por otra parte, ha sido siempre su mejor escudo defensivo, por delante de los bunkers de Hoxha. Tanto es así que…

Paisajes y gentes valerosas, pendientes de explorar

Naturaleza y humanidad para viajeros desacomplejados Cuando uno viaja a Bosnia-Herzegovina lo más frecuente es que al reconocerle como paisano de la tierra de los toros digan aquello de “España, bueno” y añadan a renglón seguido alguna mención a un equipo de fútbol de prestigio. El buen hacer de nuestras tropas en este territorio asolado…

Los hermosos escondrijos de un diminuto país

Ostrog alberga uno de los centros espirituales más venerados de la antigua Serbia Aunque le sorprenda vamos a recomendarle prácticamente todo de Montenegro (Crna Gora), excepto su capital, Podgorica, porque antes de ver la ciudad más administrativa hay muchas maravillas naturales en las que detenerse y además, para eso les adjuntamos un folleto con toda…

Macedonia, un lugar que todos sienten como propio

Multiculturalismo, naturaleza y hospitalidad en diez días  Apenas 25.713 km2, llenos de atractivos para el viajero La ventaja de no tener miedo a la improvisación viajera es que la sorpresa termina siendo una compañera a la que abrazarte en cada rincón que descubres. Por eso hacer la maleta para irse a Skopje era, aparte de…

De paseo por la Feria

Dicen desde la organización –y eso que el actual director es un hombre con marchamo cientifista, por algo proviene del CSIC- que es imposible cuantificar el número de pisadas que en estos días se marcan en el Paseo de Coches del Retiro.

Catedrales comunistas e insurgentes varsovienses

Naturaleza e historia en un país donde nos perciben como amigos  ¡Súbase a la catedral comunista, busque la sirena con la espada y fíjese bien por dónde pisa no sea que esté justo encima de una de las señales que marca el recorrido de los insurgentes contra los nazis por el subsuelo de Varsovia! Aparte…

Londres, la Vida Sosegada

 “Las horas” nos hizo recuperar no sólo la biografía de Virginia Woolf, sino otro Londres, distinto al que nos venden en folletos-spam las agencias de viajes por Internet, porque más allá de las bolas de espejo de los clubes que marcan la pauta en las tendencias musicales como The End, Limelight, The Scala, The Ministry…

Con los ojos en la hierba

  Las pendientes de Sanok irrumpen al dejar atrás Rzeszow -y su irrepetible pronunciación que Dios confunda- para regalarnos lo que para muchos polacos es un secreto a voces: que la tranquilidad está en el aislamiento de las montañas y en esa naturaleza de gentes sencillas que hacen de la superposición un modo de desterrar…

Mujeres monumentales

Patrimonio de la Humanidad y de su álbum de fotos, si le place Si no tiene miedo a las temperaturas bajo cero y aprovechando que el cambio climático dulcifica los inviernos europeos reserve su avión para viajar en Navidades a Budapest. La capital húngara sólo exigirá de usted un poco más de esfuerzo del usual…

Más allá del pescaíto frito

Una visita al otro Cádiz, el del silencio Si ha pensado bajar al sur, los folletos de agencias de viajes le venderán de inmediato las playas infinitas de la costa gaditana, con esa tolerancia de la que hacen gala en espacios donde se confunden nudistas y textiles como Zahara de los Atunes. Gente guapa, saraos…