“No percibimos nada hasta que nos lastima. El dolor es la realidad”

Siete caminos para Beatriz

sieteEl ángel de los timbres guía en la noche al poeta, que se interna en la selva donde reina Beatriz, la cierva blanca. Ernesto Pérez Zúñiga construye un poemario que suena a baile a solas y a amor urbanita, de callejones secretos para encontrar a la amada a la que sabe que perderá como si de un Orfeo pesimista se tratara, persiguiéndola por Infierno, Purgatorio y Paraíso. Continuar leyendo “Siete caminos para Beatriz”

Zift

La opresión de no poder despegarse de la vida

Como toda Polilla (Zahari Baharov) nuestro protagonista tiene una perversa atracción por la luz, por eso verse libre de la prisión puede no ser más que el inicio de su camino hacia el fin. De hecho su compañero de celda el clarividente Van Wurst (Mihail Mutafov) prefiere morir sobre su camastro antes que salir sin esperanzas de la celda, dejándole como última herencia ese ojo de cristal con el que este Tiresias presidiario contempla la vida como el androide de “Blade runner” en su cornisa particular.

Continuar leyendo “Zift”

Las preciosas ridículas

Sí, sí, ya sé, no estoy diciendo nada nuevo y seguramente poco o nada con cierta dosis de inteligencia se pueda añadir a lo que ya dijera Molière. Pero uno no puede evitar situarse a éste o al otro lado de la pancarta, a favor o en contra de la guerra y ponerse mechas u optar por un estilo más atrevido. Vamos, ser Anita Mato o Carmen Alborch, Barbie Génova o ninot -no siempre indultat- de Ferraz.  Estas pequeñas decisiones son las que van haciendo que el molde cerámico que somos se adapte a las necesidades de nuestra rutina, para hacernos más nosotros o más el resto, sin que lo uno sea enteramente verdad y lo otro deba ser siempre así… Continuar leyendo “Las preciosas ridículas”