Una fe provisional

El “gozo dominante” del poema nace del espejo quebrado con que el poeta ve al mundo en sus dos caminos, el ascensional y el que pone pie en tierra.

El libro blanco de Mateo

  Marcela ha escuchado “el instante justo en que cesa una vivencia y al unísono da paso a su propia resonancia” y sabe que ese momento es el de buscar nombre al desconsuelo tras el viaje que la ha transformado como persona.

Ordeno y mando

Una piscina en la que en lugar de realizar su rito bautismal, el antiguo Baptiste Bordave, ahora Olaf Sildur, observa a esas luciérnagas multicolores en forma de botellas de champán que la anfitriona guarda como provisiones gastronómicas. Una de esas mansiones en las que los habitantes disponen grandes ventanales para contemplar desde lo alto la …