Letizia

  Habiendo un gato con afanes diabólicos de por medio un editor como éste tenía que atreverse a invitarnos a unirnos a este cortejo fúnebre. Un evento lleno de sorpresas, desde el desdoblamiento de la muerta bajo la lluvia en una visión cadavérica mejorada a la que aún se puede abrazar en un atroz espejismo.

Una especie de carnaval oscuro que antecede a la muerte

Entrevista a Pere Gimferrer Viendo el poema en el que habla de 1988 leí una entrevista en la que decía que a los 43 se cometen muchas tonterías, que uno se puede volver un poco idiota.   Yo hablo sobre todo de los hombres y de los hombres que escriben. (Entra como en trance y…