Poesía

El poeta boliviano abre las puertas de la noche por la senda aterradora del alcohol y lejos de mostrarnos la «joie de vivre » baudeleriana nos enseña el espanto de esta torcida vía del conocimiento, («seremos el olvido y la soledad / porque ya hemos sido  olvido y soledad cuando nada sabíamos […] yo te anuncio…

No en mis días

  “Vivir en el Leteo es revivir” y Gimferrer desde esa edad “sin ficciones ya” en que no reconocemos nuestro rostro nos instruye sobre la construcción de la propia imagen que codifica el tiempo, prescindiendo de “los fuegos de artificio” juveniles.

Imágenes en fuga de esplendor y tristeza

Liberado el poeta de la guardiana del tesoro para el que apartó “todo cuanto era acre y sucio en la vida vulgar” Luis Antonio de Villena despliega ese muestrario de “anónimos, desaparecidos, bellos” de la Movida junto a amigos, admirados, vecinos y familiares, casi rindiendo homenaje a Gerald Durrell.

Las personas del verbo

Echemos de menos lo que falta en esta obra –por la propia autoexigencia del barcelonés- de un consumado encajador de poemas que son apuestas para crear una identidad y lograr ser poema, aunque sin libertad interior, “todo necesidad y sumisión interna”.

Palabras que no son inocentes

“Lo que dijimos nos persigue” Palabras, arrepentimientos, reflexiones que sólo las cartas saben ocultar hasta que sus misterios desdoblan los pliegues para ser revelados. En la poesía del macedonio Nikola Madzirov no hay lugar para el silencio, ni siquiera para los miedos infantiles, siempre temerosos de que alguien, nuestros propios sueños, se apoderaran de aquel…

Poetas de la emoción

  Manuel Zabala Ruiz, Carlos Eduardo Jaramillo, Euler Granda, Fernando Cazón Vera, Antonio Preciado, Ana María Iza, Victoria Tovar, Iván Oñate, Sara Vanegas, Catalina Sojos, Jennie Carrasco Molina, Carmen Váscones, María Fernanda Espinosa, Pedro Gil, Freddy Peñafiel, Ana Cecilia Blum, Marialuz Albuja Bayas, Julia Erazo Delgado, Xavier Oquendo Troncoso y Corina Dávalos, bajo la dirección…

Asia, deseando amar

Luis Gabú expone en Moretart Gabú es un osado al denunciar el incesante goteo de lo que se extingue. La modernización en Asia está acarreando la desaparición de los barrios tradicionales en los que otro mundo se contemplaba y los demás podíamos observar como vestigio de un modo diferente de entender la vida.

El astillero

La de Onetti es una novela asfixiante, angustiosa para el lector que se acerca a la miseria de este Larsen, despojo de sí mismo destinado en un astillero tan moribundo como él. De hecho, los escenarios de la trama son permanentemente los mismos, la glorieta, el astillero, la casilla y Santa María, paisaje de condena…

Cuerpos que hablan

El tatuaje en la imaginería cultural Si tuviera que escoger un libro de mesilla, ¿qué mejor que el cuerpo del que duerme al lado? Tal vez eso fue lo que pensó Ray Bradbury al escribir “El hombre ilustrado” ese banderín de enganche para los que no se deciden a marcar su cuerpo con un tatuaje….