Molly House

Entremos a una casa tan desquiciada como la de “Carrie” donde la madre crucifica mariposas y que no cuenta con más de 27 libros: es verdad, no es un hogar, sino un depósito. Mientras la madre se pierde, el hijo reniega de sus blasfemias, de sus excesos con tal de recuperar a la figura materna….

Otras maneras de usar la boca

  Afecto que es hambre aprendida, “de cuando / su padre devoraba a su madre”. Versos de mujer-ofrenda para quienes encuentran la plenitud en la fragmentación del otro. Y ese otro es la mujer vista como “parada técnica para los hombres”, pero nunca permanencia, nunca entrega sentida o la niña manoseada, necesitada de terapia contra…

California 149 PCE

¿Puede Gómez de la Serna servir de salvoconducto para disculpar una ausencia? Según el de Aranda de Duero sí, aunque la evidencia sea la de que el sentimiento de infinitud se extinga, mientras el deseo no se cifra en el sexo interpelante de las quinceañeras en las calles, sino en que le dejen en paz…

Hijas ilegítimas

  Desamor a solas porque el otro ya es feliz y “no hay manera / de verte sufrir todo lo que fuimos”. Es lo malo de enamorarse de quien vive de puntillas según el autor. A ella le pide una segunda oportunidad, pero ya es demasiado tarde para arrancar los puntos suspendidos que terminan una…

El cementerio de los reyes menores

  ¿Menores de edad, inferiores quizá frente a otros grandes monarcas? Nos queda la pregunta. Lo que sí es cierto es que estos bogomilos que apuestan por la muerte de los otros en un club de la lucha por la supervivencia son de los que habitan incluso librerías de lance.

Alimentarse de flores de loto

El precio de la sal, el coste de dejar un terreno baldío por echarle sal, el precio del salario, estar “salá”, sin blanca, como en el “Pedro Navaja”. Pienso en los significados de la sal, en las salinas de “Rebelde sin causa” que quizá leyó la autora antes de que se llevara al cine y…

Kamasutra para domingos lluviosos

¿Se anima a practicar con su pareja la piragua rusa? Requiere flexibilidad de ellas y gusto por el misionazgo de ellos. Quizá caipirinha de por medio la coyunda sea más fácil, aunque no terminamos de ver lo de los patines del hombre del bombín -ante todo un gentleman- y los cócteles, bolas chinas, consolador y…

El caballo no tiene zapatos

  La esperanza en el suicidio y en éste, el derecho de asesinato de todo hijo sobre la madre. Desde esa cobardía declarada se observan los raíles, se admira a las palomas estrelladas contra el cristal. Dios de lo inservible y lo que pasa desapercibido, el poeta reclama su tiempo a quienes construyen idolatrías.

El hombre que amó a Eve Paradise

  Una Roxana tartamuda y un Cyrano hipnotizador nos muestran el vínculo consciente y secreto de la magia entre Eva y el hijo de un peón en El Silencio. El mismo en que se mantienen los recuerdos de esta diva del cine mudo debido a la amnesia.

El sexo, mejor clásico

Aceptemos que esta columna es apta sólo para mujeres, preferentemente maduritas, tal vez madres y que nada de lo que lea saldrá de estas líneas. Siendo así, le diría que si quiere hacerse una chaqueta que dirían por México, vamos si quiere masturbarse en casa, lo primero es tomar precauciones, porque en los tiempos de…

Contra las academias barbudas

Gertrudis Gómez de Avellaneda La riqueza era el único título de las mujeres, objetos de veneración y ternura, según Sab, el mayoral mulato. Los réditos del ingenio de Don Carlos sin embargo, no son suficientes para la codicia de los Otway en Puerto Príncipe. Gómez de Avellaneda a modo de álbum de estampas cuenta el…

Jade puro

  Una niña, apenas en calcetines muerde la ciruela verde del primer amor, pese a concertado, próspero. La pereza de la infancia la abandona en una primavera que se acompasa con el brotar de esa flor con la que la amada quiere medirse ante el amante. Li Qingzhao nos abruma con las sonrisas de la…

El camino de Ida

Ida Brown, especialista en Conrad, es toda una bomba de relojería con su tesis dickensiana y su feroz crítica de izquierdas siguiendo al Hudson que ataca el capitalismo industrial con quien también coincide, a la inversa, en la percepción del uso ardor sexual que impide la paz para Hudson y que a Ida le hace…

Álbum de Venus. Arte de putear

¿A que cuando leyó “El sí de las niñas” llegó a la conclusión de que España estaba llena de mojigatos? Puede que Leandro lo fuera, aunque abogara por la libre elección en el matrimonio en los esponsales, pero el crápula de su padre por lo que hemos leído en “Arte de putear” ni mucho menos….

Ruiseñor, deséame suerte

  Asustado por las aceras y por reflejo que ve de sí mismo, un hombre para quien los seres humanos son los otros, los carentes de impostura. Bukowski le pegaría mentalmente de buena gana cuatro tiros al basurero, mensajero de malas nuevas como el agente de poca monta que se ofrece a representarlo y en…

El periodista despedido

Tomar copas en El Malogrado es premonitorio para Francisco, arrojado a la inestabilidad laboral, para la que quedan remedios poco éticos como apagafuegos de, llamemos, políticos. La inacción del paro regala al protagonista todo el ocio que requiere la escritura.

La lluvia del tiempo

Si les gustan los acrósticos, con las iniciales de los personajes de la novela de Jaime Bayly pueden pasar un buen rato buscando coincidencias en la actualidad de las presidenciales peruanas del año 2000.

El hombre que mató a Michael Hutchence

Trece libros, la página 37 arrancada y poemas escritos por detrás conjurando la muerte de la estrella del pop. Planteadas así, podrían ser pistas para un detective a lo Poirot interesado en desvelar las claves de todo un enigma, la muerte en extrañas circunstancias de un ídolo de jovencitas, aficionado a las emociones fuertes.

Bal-can-can

Un Vito Genovese salvado de las aguas, una promesa en el lecho de muerte, la suegra que se te muere y un pobre perdedor abocado a ser el héroe que todos sacamos en ocasiones excepcionales Tráfico de seres humanos, una religiosidad mezclada con superstición, crimen organizado, violencia, corruptelas y mucho humor negro constituyen los ejes…

Servicio completo

Agitar y remover, fueron técnicas que como barman Scotty tuvo que aprender, aunque ya era un maestro en mezclar todo ese muestrario de bestias sagradas reunido en Tinseltown, el mito que ha escrito su nombre sobre las colinas californianas. Iniciado en el sexo por el benévolo pederasta granjero, el señor Peterson y tras compaginar sus…

Antología de poesía checa contemporánea

  La candidez rural de Karel Šiktanc, de pliegues fornidos y una jerarquía de valores que incluye la caricia al zorro a contrapelo y la seriedad del hielo; poemas de café, bar y curdas en los versos de Zbyněk Hejda, con el dolor de la ternura repetida y el supremo abandono, pese a compartido en…

Las botellas del señor Klein

¿A quién no le gustaría probar las virtudes de ese cristal tan delicado que al contacto con las pieles más íntimas hace vibrar las notas más altas? Yo no sé si el señor Klein es diminuto o no, pero seguramente merece la pena catar su descubrimiento artesanal. Pero ésa es sólo una de las intrigas…

Escaparates

Curiosa manera de probar los trajecitos de bebé con algo tan anticuado como una muñeca recortable. Las hechuras no son las mismas, pero a más de una madre se le podrá llegar al bolsillo a través de una imagen que tendrá almacenada en su memoria emocional, la de sus juegos infantiles. Éramos tontas y simples…

Huella jonda del héroe

La de Montero Glez. en este libro no es una ruta que pueda remedar el lector al que le haya apetecido el plato, para desandar sus pasos habría que tener ojos de buen observador que descubra esos hombres-peces en las paredes de una Andalucía inexistente en las guías turísticas. Puede que sea un libro de…